febrero 18, 2008

¡Qué asco!*

Wilfredo Cancio entregó el domingo 17 de febrero una deliciosa pieza sobre «Las escandalosas artes del plagio de una escritora oficial cubana», que puso tanto al desnudo a la viejuca Alga Marina Elizagaray como en solfa a la XVII Feria Internacional del Libro de La Habana (2008). Elizagaray copió a troche y moche de Lydia Cabrera, Ramón Guirao y otros para dar a imprenta sus obras, tal como demostró el investigador literario [hoy exiliado en Miami] José Antonio Gutiérrez (foto) a mediados de 1988. Ese año Elizagaray llevaba ya 27 viajecitos al exterior como asesora principal del ministro de Cultura para la literatura infantil. Para 1989 la Unión de Escritores de Artistas de Cuba (UNEAC) cerraba su más sonado caso de plagio literario con la expulsión de Elizagaray por «utilización inescrupulosa de textos ajenos». Ahora ella viene a la feria para hablar de literatura infantil y presentar un libro que ilustrata tan solo la mitad de su carrera: Se hace camino al leer. La otra mitad consistió en copiar y copiar de más de 40 libros de 36 autores y hasta textos de las revistas Sputnik y Literatura Soviética...

* Reacción de Abel Prieto en 1988, siendo presidente de la UNEAC, ante las pruebas del plagio desenfrenado de Alga Marina Elizagaray, así como de algunos participantes en la XVII Feria Internacional del Libro (La Habana) ante la presencia de Elizagaray con el visto del ministro de Cultura, Abel Prieto.
Foto: © Roberto Koltun / El Nuevo Herald

4 comentarios:

Troglodita dijo...

Tremendo acorde, miquis, la de la vieja Elizagary

Picoloro dijo...

Así que el gato vuela palante y patrás. ¡Qué cosas estas de Abelito el Melenú!

ric dijo...

Hace años, esta Alga Marina estaba casada en un matrimonio "por conveniencia" con una artesano gay que hace joyas en Cuba, Osvaldo Castilla. Era lo que se dice en francés un "mariage blanc".

Anónimo dijo...

Si es asi, esta mujer esta enferma. Pero el sistema que la acoge esta mas enfermo aun.

Jose Antonio