febrero 17, 2008

Homenaje


Creo que era 1977. No recuerdo bien la fecha, solo sé que yo tenía unos 10 años y que una de las noticias del momento en Cuba era que la televisión nacional iba a transmitir en colores. Si mal no recuerdo, sería como a las 6:00 pm, cuando reabrieran las transmisiones con la programación infantil de cada tarde. Yo venía con mi madre de regreso a la casa pero no íbamos a llegar a tiempo. Era casi la hora y le pedí que nos paráramos donde unos amigos, a unas pocas cuadras de distancia. Ellos también estaban esperando el acontecimiento. Pero nunca llegó. Era lógico pero yo no lo sabía ni siquiera recuerdo que me lo hubieran explicado: el televisor del vecino nunca nos hubiera permitido ver la transmisión en colores. Era un Caribe como el mío, ese que muchas veces a base de un manotazo por algún costado enderazaba la imagen. Ese mismo que algunos pintaron su pantalla para hacerse la idea de que veían la televisión prometida. Ese que nos acompañó durante mucho tiempo más hasta que fue vendido a una familia que no tuvo la dicha, como nosotros, de tener guardadas algunas pequeñas prendas de oro y dos o tres cubiertos de plata para comprarnos el primer televisor en colores, casi 10 años después de aquella tarde de 1977.

Foto: TV Caribe © alaner79/Flickr

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La TV a colores apareció en Cuba por primera vez en los 1950s.

Fantomas dijo...

1977 -1978 Me recuerdo que en Santiago casi nadie tenia tv a color...Pero se decia que en el Hotel Casagranda si habia TV a color ..( para los turistas) quizas en los otros hoteles tambien .... en casa seguimos con el viejo blanco y negro

desde aquella epoca ya existia el apartheid en los hoteles

lola dijo...

La televisión en color comenzó por el 58-59, la trajo Pumarejo, claro que para eso había que tener el aparato adecuado, pero bueno total para lo que vino después daba lo mismo verla en blanco y negro igual que la realidad que vivíamos.

Güicho dijo...

¿Cuando fue que se abrieron las Casas de Hernán Cortés? ¿En el 81?

LOS MIQUIS dijo...

las casas de hernán cortés, si mal no recuerdo, se abrieron como en el 85-86, me parece. en cuanto a lo de la televisión en colores, yo no sé si era que los transmisores en colores de pumarejo ya no servían o que, el caso es que al menos la noticia era que iban a transmitir televisión en colores y a la edad que yo tenía, para mí era algo nuevo. aunque después fue frustrante. Una pregunta: ¿eran Krim 208 o 218? ¿Recuerdan?

Electra Garrigó dijo...

Gracias por visitarme.
Mis padres compraron un TV a color a principios de los 80 y la niña rara que comía Kebbe en la merienda se hizo popular en la escuela.
Luego nada como ver El Árabe a colores. Una niña se daba cuenta de eso. Isaura y Leoncio daban pereza. Un vecino, Juancho, se hizo rico haciéndole fotos a famosos y telenovelas en la pantalla de nuestro tele, después las vendía en el zoológico o en el parque Lenin
Ahora no veo televisión. Es cierto que las cosas no mejoran con el tiempo.

El Yénica dijo...

Y qué me dicen de la adaptación de los tv Rusos para que se vieran en "colores",les ponían papel celofán coloreado en la pantalla o algo parecido,con unas figuritas de yeso coronándolos quedaban para fotos de 15.Los fines de semana la pandilla del barrio se amontonaba en la entrada de la casa del hijo del diplomático donde dejaban la puerta abierta para que vieramos "En Silencio.." y en silencio si no la cerraban.

Anónimo dijo...

y de las antenas hechas con un perchero...triste no?

Anónimo dijo...

La televisión a colores se inauguró en Cuba a finales de los cincuenta. Dos canales transmitian a color, pero después, dicen, ese fué el regalo de Fidel a los soviéticos y esa planta o tecnología se la llevaron a Moscú. No se si eso sea verdad o fantasía, pero lo cierto es que después de Fidel, eso no se vió más hasta la época que aquí cuentan. Claro, yo no estaba en Cuba en esa época, me había ido años antes y tampoco tengo memoria de la otra tv a color porque era un toddler en el 59. Como recien comenzaba, a finales de los cincuenta, muy pocos cubanos habían hecho la transición a los nuevos televisores. Ni siquiera en USA.