febrero 23, 2008

Dilema One

En su comentario a «Dilemas», Diavolo apostó mil chavitos a que no nos atreveríamos a hacer la «mismita pregunta (o casi casi) acerca de Posada Carriles». Una apuesta por el monto del premio Casa de las Américas merece que se recoja el guante del desafío: ¿Debe el exilio en Miami apoyar al «terrorista» Luis Posada Carriles por la sencilla razón de ser «combatiente anti-castrista»?
El sentido común indica que el Che Guevara no tenía razón al concebir el terror «con calidades diferentes». La noción de terrorismo que tiene el común de las personas permite a Castro tachar a Posada Carriles de «Bin Laden del hemisferio occidental» por la voladura del avión de Cubana en Barbados (1976), pero esta acusación viene discurriendo entre la agitación y la propaganda. Hasta el abogado José Pertierra escribe que «Hernán Ricardo admitió haber llamado a Luis Posada Carriles por larga distancia desde Barbados para informarle que la misión de hacer estallar el avión había sido realizada, y se refirió a los pasajeros asesinados como perros». Uno busca en los documentos desclasificados del Archivo Nacional de Seguridad y encuentra que semejante expresión se atribuye por Ricardo «El Mono» Morales Navarrete a Hernán Ricardo, pero en llamada desde Trinidad a Orlando Bosch.
Así como el bando castrista confunde a Posada Carriles con Bosch para acusarlo mejor, el bando anticastrista incurre en la misma confusión para defenderlo. Se alude al testimonio (abril 5, 1982) del propio Morales Navarrete en el caso 81-17247 (Estado de la Florida contra Alfredo Arias y otros) para exculpar a Posada Carriles, sin atenerse a que «El Mono» sólo chilló que Bosch «no tuvo responsabilidad alguna». Y se alega que Posada Carriles fue absuelto dos veces, cuando la doble absolución (la primera nula y válida la segunda) corresponde a Bosch.
En primera instancia ambos fueron absueltos, junto con Ricardo y Freddy Lugo, por un tribunal militar venezolano, pero la corte de apelaciones falló que los cuatro eran civiles y no podían ser juzgados en aquella jurisdicción. El primer juicio quedó anulado y todo empezó de nuevo en la jurisdicción civil, donde Lugo y Ricardo fueron condenados (julio 21, 1986) a 20 años, Bosch salió absuelto y Posada Carriles quedó pendiente, porque se fugó de la prisión (agosto 8, 1985) antes de dictarse su sentencia.
Así que Posada Carriles es fugitivo de la justicia venezolana, pero ésta se volvió injusta: la judicatura está subordinada por completo al presidente Hugo Chávez, quien viene declarando culpable de antemano a Posada Carriles en consonancia con Castro. A su vez éste ordenó no solo ejecutar extrajudicialmente a Posada Carriles en Guatemala (febrero 28, 1990), sino transfigurar el juicio inconcluso en condena firme: según Granma (enero 5, 2001), Posada Carriles «escapó de una cárcel venezolana en 1985, donde cumplía sanción por la bomba en un jet cubano que costó la vida de las 73 personas a bordo».
Ni Cuba ni Venezuela son entonces lugares apropiados para proseguir el juicio contra Posada Carriles. Por el contrario, no hay que ir muy lejos de Miami para encontrar juez y jurado imparciales. Basta llegar a un condado donde si preguntan quién es Posada Carriles (o Fidel Castro) la respuesta unánime sería otra pregunta: A singer?
En el bando de Castro, la reina de las pruebas es Alicia Herrera, autora del libro Pusimos la bomba… ¿y qué? (1981). Su testimonio reza: «Freddy Lugo me relató que sí, que ellos habían volado el avión; que Hernán Ricardo había colocado la bomba en el baño trasero del avión». Sin embargo, el perito británico Eric Newton dictaminó que «la explosión ocurrió en el departamento de carga y equipajes del DC-8 de Cubana de Aviación, el cual está ubicado en la parte inferior del fuselaje». Granma Internacional en inglés fue autorizado (octubre 14, 1998) a informar sobre «una potente segunda explosión de nitroglicerina en el interior de la nave». Solo que Lugo no llevaba equipaje y consta que, al llegar a Barbados, Ricardo recogió la única maleta suya que fue a dar al compartimiento de equipajes. ¿Duda razonable?
Al parece la pregunta tendría que re-formularse: ¿Admitiría el exilio anticastrista que juzgaran a Posada Carriles en los EE.UU. por actos terroristas, si se procede igual contra los hermanos Castro por, digamos, el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate? Lo razonable sería que sí, porque mientras no se dé curso al debido proceso continuará la lucha pancracio entre Medea Benjamín y Miguel Saavedra, los juegos lingüísticos en los medios y las demás especies de la controversia fútil, en la cual Washington parece haber apostado por la solución Veciana-Planck.
¿Ganamos la apuesta, Diavolo?
Ilustración: Gustavo Acosta: Arsenal (2006)

14 comentarios:

La Claria dijo...

Esta bien clarito que a Posada no hay que hacerle ningun juicio hasta que los criminales hermanos Castros sean llevados a corte. no se confundan!

Anónimo dijo...

Los Miquis infieren que hay duda razonable sobre la culpa de Posada en lo del avión, pero ese no es su único acto terrorista. Posada reconoció haber mandado a poner bombas en hoteles de La Habana, y una turista italiano murió por ello. si soltó la lengua y lo confesó al New York Times, hay que juzgarlo también por eso

Ana la Cubana dijo...

Miquis, congratulations¡ Post muy documentado y esclarecedor

Diavolo dijo...

Miquis!

Me quito el sombrero.

1. Les debo 1000 chavitos estrictamente por formular la pregunta, mas un sincero elogio (y una invitacion a un mojito en La Bodeguita del Medio cuando vuelva a ser teritorio libre) por haberla contestado con evidente ecuanimidad y objetividad.

2. Por supuesto que la culpabilidad o no de LPC no esta establecida mas alla de toda duda (lo cual no significa que no hayan opiniones fuertes al respecto) y la unica solucion es un juicio imparcial en algun territorio confiablemente neutral.

3. Y por supuesto, que habra que juzgar a todos los actores de este largo y terrible drama, los de alla y los de aca, que se sospeche hayan cometido crimenes de cualquier indole que sean.

Saludos.

Anónimo dijo...

Jamás va a juzgar ni a Raúl ni a ninguno de ellos, y es claro que a Posada tampoco. O sea, de parte de USA está claro que no tiene interés en ninguno de esos casos. Lo que no está claro es el porqué. Y sí, Posada confesó su participación en los bombazos a los hoteles. Pero tampoco se le va a juzgar. Los que apoyan a Posada son iguales que él y los que apoyan cualquier crimen de Fidel y compañia son iguales a él y ambos grupos son iguales entre sí.

Cutie dijo...

Hernán Ricardo y Freddy Lugo fueron declarados culpables de colocar la bomba en el avión de cubana y sentenciados a 20 años de presidio en Venezuela. Cumplieron sus condenas y están en libertad. La dictadura castrista no se atreve a pedirle a Chávez que los deporten a Cuba para someterlos a la "justicia revolucionaria" como quieren hacer con Luis Posada. Castristas farsantes y cobardes ante Chávez, porque les corta el petróleo.

Anónimo dijo...

Hi, Cutie, los peones cumplieron y a Castro lo que le interesa es comerse al alfil, porque no puede con la dama (CIA)

ric dijo...

Miquis, por favor, no les tiren margaritas a los cerdos. Ustedes son demasiado honestos. ¿Creen que Diavolo y Moré se leyeron lo que ustedes postearon sobre Posada Carriles? ¿Ustedes creen que ellos están interesados en admitir que los demás son objetivos? ¡Por favor! Esa gente está empeñada en una sola cosa: probar que el exilio está tan podrido como el gobierno cubano y que, por lo tanto, no tenemos derecho a culpar a nadie de esa gente.

Juanita Moré dijo...

Evidentemente este Diavolo no fue el que conocí antaño.
Aquel era más peleador.



ric, aprendí a leer hace unos cuantos años. Pero es tarde y tengo el cerebro saturado. Mañana degluto el punto de vista de los miquis sobre Posada. Mis ideas acerca de este criminal y el otro de Bosch, están bien definidas y documentadas pero tengo la buena educación de tratar de interpretar todo lo que con buena intención se escriba.

juanita moré dijo...

Ah, y otra cosa ric-racky, no sea ofensivo que es eso de decirle cerdo o cerda a quienes ud. no conoce. Cómo se le ocurre? Jamás yo haría semejante grosería.

Sea respetuoso con los opinantes y déjese de totalitarismos pasados de moda y que tanto criticamos. Veo cierta tendencia en ud. a no permitir ideas no coincidentes con las suyas.
Ocúpese de su tia.

Diavolo dijo...

The plot thickens.

Binvenida, Juanita.

...y tienes razon, no soy el Diavolo de antaño que mencionas puesto que no te conozco (excepto quizas por otro nick). Lo de peleador...es cuestion de circunstancias, no es rentable matar moscas con morteros.

Diavolo dijo...

Se me olvido decir que desde ya causastes impresion. Me gusta tu estilo.

Ja.

Anónimo dijo...

Me parece que los miquis dieron en el clavo y tocaron uno de los puntos más candentes del diferendo entre el exilio y el régimen. La pelota está en manos del Departamento de Justicia

Anónimo dijo...

Miquis:

Ojo con el caso de Ernesto Ruiz Faxas..¿ya vieron cuántas personas de renombre ha respondido,desmintiendo toda la porquería que ustedes están escribiendo?..quién les cree?...Den la cara. Fuentes cercanas y ya les he dado muchos datos, dicen que están cerca de ustedes. Que uno de sus amigos es Agente y los va a delatar y que hay muchos detrás de sus cabezas..Hace unos días les dije que ojo a la hora me montarse en el carro o de pasearse en bici por donde sea...los están mirando y hay francotiradores detrás del negocio.Algún personaje duro se alarmó con el asunto y después de tantos inventos con relación a Ernesto Ruiz Faxas, les va a traer serios problemas. Les dije,no va por ahi la cosa.Andrés es como familia de Ernesto y este último es muy querido entre la gente.Fue famoso. Creo que lo sigue siendo por México.
Otro dato,si alguno de ustedes tiene familia en Cuba aún-ojo-va a empezar la fiesta de venganza.Ya los tienen localizados. Les digo una vez más...Páguenme no? Ni hablar,son pésimos hasta para investigar ustedes,..Miquisgays.