abril 23, 2008

Vivir del cuento

Ahora que Ernesto colgó un spot electoral de Joe García, dirigido contra los hermanitos Lincoln y Mario Díaz-Balart, es oportuno recordar que el patriarca de la familia, Rafael, inventó en el exilio que había sido profeta en su tierra. El tipo habría soplado un discurso en la Cámara de Representantes para justificar su oposición a que, por la Ley de Amnistía Política, saliera en libertad el pichón de dictador Fidel Castro. Así anticipó la consecuencia: vendría «la más bárbara tiranía [con] régimen totalitario, inescrupuloso, ladrón y asesino que sería muy difícil de derrocar por lo menos en veinte años». Aquí debió haber dicho cincuenta, pero siempre se agradece que un profeta no apriete tanto, máxime si al final debe mostrarse humilde: «Pido a Dios que sea yo el que esté equivocado». Solo que los diarios de sesiones de aquella cámara se quedaron en Cuba y el volumen que corre del 28 de enero al 23 de mayo de 1955 recoge la discusión completa en torno a la ley de amnistía, pero sin rastro de la profecía. Por el contrario, Rafael Díaz-Balart dijo: «Esta ley de amnistía que propicia el generoso corazón del Presidente de la República será tan amplia como para que puedan salir de las cárceles todos los presos políticos y hasta los políticos de oposición que han cometido delitos comunes». A la pregunta del presidente de la Cámara: «¿Algún señor representante pide la palabra en contra de la totalidad del proyecto?», la repuesta anotada es: «Silencio». Al cabo se consigna en el diario: «Han votado 114 señores representantes. Todos que sí». Los mandarines del castrismo bailaron en una sola pata cuando Rafael Díaz-Balart echó a rodar el texto de su profecía hacia 1992.
Foto: Díaz-Balart hace política en 1958 © The New York Times

18 comentarios:

representante a la cámara dijo...

No sé quien carajo escribió esto, pero me parece mejor revisión de la historia que los misterios de la sierra según Rojas. Aquí no hay misterio, sino mentira develada. Tienen la palabra los camaradas Díaz-Balart.

Diavolo dijo...

Jijiji.

Estan bien enterados los Miquis... sabran entonces donde, como y por obra de quien se revelo el fraude por primera vez.

Tienen la palabra los herederos del viejo descarao... pero me arriesgo a predecir que no hablaran.

Diavolo dijo...

...y hablando de descaro y desverguenza, que el tipo tenga la gandinga de alabar "el generoso corazon" de Fulgencio Batista le zumba el merequetengue.

TAORO dijo...

Pasen Señores, pasen.....la funcion de Circo esta por comenzar.
Hoy podran ver la actuacion del.....
Comecandela, ya retirado porque se trago un buche de alcohol y se quemo el Colon, aunque desde su cama vigila que nadie le apague la llama.
El General Tragaespadas, experto en desaparecer espadas, cuchillos, sables, miembros viriles masculinos, etc.
El Payaso Garcia, experto en cuentos y mentiras, al final de su actuacion pasa cepillo y no le interesa de donde venga el billete.
Los trapecistas Diaz Balart (primitos del Comecandela y el Tragaespadas), expertos en largos discursos demagogos...perdon, largos saltos al vacio. Los Diaz Balart alternan el trapecio con la hipnosis, haciendo gala de sus habilidades para idiotizar...perdon, hipnotizar a sus votantes con extensos y repetitivos discursos sobre el mismo tema.

Diavolo dijo...

Ja. Welcome to the Big Top, Ladies annnnnnnn' Gennelmen!

We're the Balart Brothers, Castrum and Joeyly Circus. The Sorriest Show on Earth.

Round-the-clock performances in Miami and neighboring islands for your entertainment and delight (or revulsion and disgust, as the case may be).

Free tickets. Bring your own croquetas to munch on whilke you watch.

Ernesto dijo...

Interesante.

popota dijo...

hay que agradecer a los Miquis por revelar estas cosas. mucha gente se ha creído el cuento chino de la profecía de Díaz Balart.

Anónimo dijo...

Antecedentes del contrincante de Lincoln Diaz-Balart
http://www.raulmartinez08.com/

Laz dijo...

Me sumo a los que se creyeron el cuento

Anónimo dijo...

El texto del discurso de Rafael Díaz-Balart se publicó mucho antes de 1992. Aparece en el libro de Francisco Lorié Bertot, "Rafael Díaz-Balart: Pensamiento y Acción," en 1978.

decano dijo...

Agustín Remesal es un periodista licenciado en Ciencias Políticas y en Ciencias de la Información. No tiene entrenamiento académico como historiador. Por lo tanto, su libro sobre el Maine es deficiente como obra de historia.

Max de Rob dijo...

¡Coño! ¡Entonces! ¿Es una farsa ese discurso de Díaz Balart que cuando lo leí por primera vez me hizo temblar de emoción?

¡Que clase de politiqueros de pacotilla nos gastamos!

Anónimo dijo...

Es cierto que el discurso de publicó antes, pero tomó vuelo propagandístico en 1992, gracias al propio Rafael

Des Konfiado dijo...

¿No puede ser que allá hayan arrancado las hojas del diario de sesiones?

Butaca 2 del Capitolio dijo...

Miquis, no reveles estas cosas sobre los Diaz-Balart y su amiguete Batista. Conozco a personajes del exilio que se creen que son el futuro de Cuba y les encanta venir a Miami a presentar el libro del viejo Diaz Balart y sacarse fotos con el cara de guante de Lincoln. Te estás jugando el blog. Si Zoe Valdez se entera que estas diciendo estas cosas pobre de ti.

La última butaca con Ñ dijo...

Donde quiera que estén las butacas nadie se juega ningún blog, y Zoé no puede hacer nada contra los Miquis por publicar esta información... hay cada comem... rondando en internet, nadie sabe realmente lo que es la democracia, este espacio es de los Miquis y pueden poner lo que les dé la gana, sea verdad o mentira ese es su problema y el de los Diaz Balart, no sé que ping... tiene que ver Zoé o otras gentes del exilio con esta información... y por favor cambia de butaca que no dejas ver a los demás.

Al Godar dijo...

Yo también me fui con la de trapo.
Cuando lei el "discurso" de Diaz Balart, me pareció sospechosamente certero, pero a falta de posibilidades para comprobarlo, opté por creermelo.
Muchos tenemos aún esa ingenuidad de creernos todo lo que vemos en letra de imprenta.
Gracias Miquis por la luz.
Saludos,
Al Godar

Anónimo dijo...

increible com o todos se jaman sin chistar el cuento de los miquis, anonimos que nadie sabe quienes son. Yo se quien es uno de ellos, y es un pendejo rosado cabezon que muy bien podría ser agente castrista. Pero ademas, como vamos a creerle a los "archivos desclasificados" en.... LA HABANA, el nido mayor de mentirosos y mamipuladores cubanos que existe.