abril 29, 2008

En nombre del padre

Pablo Perez-Cisneros, autor del revelador libro Después de Bahía de Cochinos: la vida y la Libertad en juego (2007), ha sido invitado por la embajadora estadounidense en El Vaticano, Mary Ann Glendon, para intervenir en la Conferencia Internacional de Derechos Humanos (Universidad Regina Apostolorum, Roma), como reconocimiento al papel desempeñado por su padre, el Dr. Guy Pérez-Cisneros, en la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) por la Asamblea General de Naciones Unidas. Tras el llamado de Pérez-Cisneros Sr. en la ONU el 10 de diciembre de 1948, los representantes de 56 países votaron a favor de la declaración. Su hijo subraya que, irónicamente, el suelo natal de su padre es hoy uno de los escenarios más notorios de violación de los derechos humanos.

6 comentarios:

PolO dijo...

En casa del herrero; cuchillo de palo.

Diavolo dijo...

Ho hummm.

Si los Miquis no abren un tema que se preste para la fajazon, nos vamos a morir de aburrimiento.

Miquis, no me digan que Uds no saben con que atraer a las moscas. Denle, ponganse las ciberchancletas y echen palante.

Deja ver.... dites moi: en que anda EdWorld ultimamente?

Isis dijo...

Muy bueno, Miquis.

Anónimo dijo...

Arriba corazones,metan un chisme,miquis

Eufrates del Valle dijo...

Muy bueno, miquis! Asi son las cosas...

Laz dijo...

Ahora voy a ver el link, pero si veo ese rostro de pretendiente a galan de Sabados de Partagas sin leer me voy paotra palte.