abril 25, 2008

La subversión de la ciencia

La Universidad de California (UC) en Irvine convoca con gráfica kitsch (arriba) a un evento más kitsch todavía: Cuba: nuevas direcciones de investigación (mayo 2-3). Habrá 7 paneles, 3 mesas redondas y una intervención especial de Damián Fernández, director del Instituto de Estudios Cubanos (CRI, por sus siglas en inglés) de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que aborda la «ciencia-ficción» en los estudios cubanos. De ser consecuente, Fernández tendría que cerrar su propio instituto o por lo menos dejar fuera a Uva Clavijo. Los paneles se las traen:
1. A falta de la que hace falta, Laura Enríquez (Berkeley) habla de la transición del campo al mercado. Los demás llueven sobre mojado.
2. Los académicos lidian con las letras de canciones cubanas para «de-componerlas». Alexandra Vázquez (Yale), por ejemplo, titula su ponencia «Con permiso de Bola», pero no se sabe si para botarla o dejarla pasar.
3. Aquí comparecen para repensar la Cuba… del siglo XIX. Entre ellos Philippe Zacair (Fullerton) recicla este deseo de Antonio Maceo: «una nueva república asimilada con nuestra hermana la de Santo Domingo Haití», sin tener en cuenta que ni siquiera es posible asimilar República Dominicana con Haití.
4. Un pasito adelante: se revisa el significado de «cubanía» en los siglos XIX y XX.
5. Dos yumas y un portorro tratan de sacarle lascas de ficción breve, neblina de ayer y mirada barroca a Leonardo Padura.
6. Los estudiosos se enredan con las jineteras bajo el cartelito «Tráfico sexual y turismo en Cuba post-soviética», como si hubiera sido soviética alguna vez.
7. El maceíto Emilio Bejel modera la discusión en torno a género y sexualidad en la literatura. Hubiera sido mucho mejor que solo Carlos Espinosa disertara sobre Memorias de la cera, de Abel González Melo.

La mesa redonda sobre las relaciones Cuba-USA no debe ser muy diferente de su homóloga en la televisión cubana, porque además de la activista Sylvia Wihelm (Puentes Cubanos) participa Félix Masud-Piloto (Universidad de Paul), quien como cubano «residente en el exterior contra el bloqueo y el terrorismo» le juró por su madre a Fidel Castro: «Usted siempre será nuestro Comandante». Otra mesa tan redonda como anodina trata sobre las tesis doctorales de la Universidad de California centradas en Cuba, y la última sería la única con vergüenza: Antonio José Ponte, Rafael Rojas y Amir Valle discuten acerca de los intelectuales, el socialismo y el Estado en el siglo XXI.

5 comentarios:

Laz dijo...

Voy a ver la convocatoria del evento y luego vuelvo, pero ese realmente es el cartel de la conferencia cientifica y academica?

Muela Quieta dijo...

Nunca habia visto un cartel con tal mal gusto, horrible !

de la Cova dijo...

Los académicos activistas pro-castristas del evento incluyen Emilio Bejel (dialoguero 1978), Karina Cespedes, Maria Elena Diaz, Raul Fernandez, Felix Masud-Piloto (quien estuvo en la reciente conferencia en la Habana), Lisa Garcia Bedolla, Lillian Manzor, Nancy Mirabal, Jose Quiroga, Ruben Rumbaut (Brigada Antonio Maceo), y Sylvia Wilhelm, quienes todos son miembros de ENCASA y pidieron el levantamiento unilateral del "bloqueo" a Cuba.
http://www.latinamericanstudies.org
/dialogue/encasa.pdf

Anónimo dijo...

Por supuesto que ese es el cartel de la conferencia. No podía ser menos con la lista que puso De la Cova

Mambi_Watch dijo...

Antonio de la Cova tambien fue espia:

http://manwithgoldrimmedglasses.blogspot.com/2008/05/miami-herald-may-8-1976-contrasting.html

http://manwithgoldrimmedglasses.blogspot.com/
2008/05/miami-herald-may-8-1976-contrasting.html