enero 17, 2008

¿Qué bolá con Bolaños?

Siempre se dijo que el jefe entrante de la Oficina de Intereses de Castro en Washington, Jorge Alberto Bolaños (foto), no era tan socotroco como el saliente Dagoberto Rodríguez Barrera, pero las últimas declaraciones de Bolaños a la prensa siembran la duda. Primero por este silogismo tan picúo para adornar un lugar común: «Si Fidel tuviera que enfrentar una situación biológica, Raúl Castro, quien es el presidente interino, sería el sucesor». Para colmo esta explicación: «Después de las elecciones, los diputados elegidos sostendrán una reunión para a su vez elegir a los miembros del Consejo de Estado quienes, a su turno, elegirán al presidente». Bolaños ni siquiera sabe que la Ley Electoral castrista establece que la Comisión de Candidaturas Nacional propone, de entre los diputados a la Asamblea, al Presidente, Primer Vicepresidente, los Vicepresidentes, el Secretario y los demás miembros del Consejo de Estado (Artículo 143). Los diputados tienen incluso derecho a modificar total o parcialmente la candidatura propuesta (Artículo 144) y los miembros electos para el Consejo de Estado toman posesión de sus cargos ante la Asamblea Nacional (Artículo 145). ¿De dónde habrá sacado Bolaños que el Consejo de Estado elige a su Presidente? Y por cierto, la Constitución estipula que «el Presidente del Consejo de Estado es jefe de Estado y jefe de Gobierno» (Artículo 74), es decir: no da cabida a que si el candidato nominado Fidel Castro es elegido diputado pueda quedar ya sólo como Jefe de Estado, y dejar que otro mayimbe sea Jefe de Gobierno.

3 comentarios:

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Estimado roedor. Eso dice la Constitución, pero Bolaños se refirió a lo que se hace en la práctica. (Acuérdate de los clásicos "La práctica como criterio de toda verdad") La Constitución también dice que todo cubano tiene derecho al libre acceso a playas, hoteles, etc, pero esta gente se pasa la Constitución por el forro de "ya tú sabes qué". Por cierto, otra imprecisión del Bola: ya el Coma se enfrentó a una situación biológica, ahora a lo que más se puede enfrentar es a un desperfecto mecánico.

Anónimo dijo...

El problema, Liborio, es que la candidatura viene ya con los cargos puestos y la Asamblea vota. No hay reunioncita del Consejo de Estado antes de que tomen posesión de sus cargas

Arandino dijo...

Bueno, aquí en España los gallegos hablaban del "hecho sucesorio" para referirse a la muerte del caudillo