enero 29, 2008

Crónica de la nostalgia traicionada

La última parada martiana (enero 27, 2008) en Miami no tenía por dónde cogerse. Ni el reportero de Radio Mambí pudo hacer una nota realista sin incitar a la risa. El otro que fue a cubrir aquel desastre vino de Radio Martí, para ver cómo se ponía en grima la memoria del Apóstol en aquella cosa organizada por la Escuela Lincoln-Martí, propiedad del convicto educador Demetrio Perez Jr. (foto de la derecha). Una pertinaz llovizna desmoronó aún más el triste espectáculo de domingo en la Calle Ocho, protagonizado por niños pintarrajeados como el autor de Versos Libres. ¡Pobres niños, que no saben lo que hacen! A este desfile martiano le queda ya muy poco de homenaje patriótico; cada vez más se convierte en tinglado politiquero para venderse bajo mantón de cubanía. Allí estaba el anciano comentarista Armando Pérez Roura (foto de la izquierda), a pesar de su avanzado Parkinson, para recordarles a todos que las elecciones se acercan y Univisión Radio puede garantizar todavía los votos geriátricos con vistas a seguir en la mamada del poder. Junto a Demetrio y Armando marcharon Ileana Ros y su padre Enrique, con una bandera cubana, y hasta Reinier Díaz de la Portilla, quien ya olvidó como desbarraba Pérez Roura contra su familia. Demetrio había pagado a cuatro mujerangas afroamericanas, que portaban carteles y gritaban en chapurreado español: ¡Viva Lincoln-Martí! al paso del desfile, pero los padres de los niños y aun los maestros obligados por Demetrio a «estar allí» iban rajando con el pretexto de la lloviznita. Para no perder el sentido del kitsch patriotero se apareció Vigilia Mambisa con un enorme cartel: «Verguenza contra dinero», atribuyéndole la frase a Martí. Alguien se aproximó al acémila Miguel Saavedra (sin foto) para decirle no solo que la frase era de Chibás, sino que podía interpretarse como una ironía contra Demetrio, que tiene de lo segundo y muy poco de lo primero. «Aquí lo que importa es que es una frase contra Fidel Castro», ripostó Saavedra. Cuando el desfile llegó al olvidado Parque Martí de La Pequeña Habana había tantos «próceres del exilio» para pronunciar discursos como público para oírlos. Pérez Roura cogió el micrófono y tronó: nunca un discurso martiano había revuelto tanta hojarasca. Ileana Ros lo comprendió al instante y llamó a Pérez Roura el Martí de nuestros días en el exilio. En ese preciso minuto se estremecieron simétricamente Carlos Ripoll en Coral Gables y Cintio Vitier en El Vedado. Por la Junta Escolar, Díaz de la Portilla trató de escabullirse: «¿Qué podría decir yo, después de las palabras de este líder, de este hombre orientador del exilio?», y entregó a Pérez Roura una proclama por la efemérides. De aquel desfile quedará poco en la memoria despedazada del exilio: chatarra nostálgica, o tal vez la observación en voz baja de un comisionado de Miami que dice querer mucho a Pérez Roura: «Este fue su último couplé». La simetría obliga. Pérez Roura podría irse de este mundo tan pronto como Fidel Castro. Sería justicia martiana.

Noticia: El VII Congreso Nacional de Historia (1948) tachó ya de anti-martianos los desfiles escolares tan formales como agobiantes por el natalicio del Maestro.

12 comentarios:

machetico dijo...

Trocaron izquierda por derecha, aunque los dos son de Ceiba Mocha, copoblanos y ambias ecuriñanes. Esa generación, esa estética, ese pensamiento agonizan sincronizadamente con su némesis Carecoco. No hagais leña del árbol caido y meado por los perros del barrio.

Pindanga dijo...

Un mínimo de vergüenza obliga a pasarle la cuenta a estos tipos como Demetrio y Armando

A.T. dijo...

Miquis: Excelente cobertura. Sigan con Miami que hace falta.

Los Miquis de Miami dijo...

ya corregimos las izquierdas con las derechas, gracias machetico, ¿y la exposición?

machetico dijo...

A Fragmented Landscape from the Past (in Havana). Contemporánea Fine Art. 1550 SW Eight Street, Miami FL. No se apuren que es en mayo.

adoración dijo...

Qué clase de crónica!
Se la comieron!

No dejen de cubrir los eventos "patrióticos" del exilio.Se lo agradecemos.

Alex dijo...

No jodas... en serio que el idiota de Saavedra no sabía que la frase era de Chibás? Y todavía hay quien defiende a esa gente.

Fantomas dijo...

Una vez escuche que el verdadero problema de Cuba se resolvera cuando la generacion de la Sierra Maestra y los Batistianos esten completamente 12 pies bajo tierra. Segun mi cuenta faltan entre 8-10 años mas

Max Implanck dijo...

Así mismo es Phantom. el físico alemán Max Planck dijo que los einstenianos se impondrían a los newtonianos en Física cuando estos últimos murieran. Si eso fue así en Física, ¿cómo será en Política?

Ismaelillo dijo...

Cabellero, el Apóstol ¿se hubiera reído o llorado con ese circo?

Anónimo dijo...

José Martí nunca criticó públicamente a ningún exiliado político, incluyendo a los anexionistas, a quienes estaban opuesto.

Anónimo dijo...

¡Pero es que alguien podría esperar otra cosa de esa gente! Sí, es una vergüenza, pero más vergüenza es que "eso" durante mucho años haya sido considerado como representativo del exilio cubano. Tan sólo escuchen a los que llaman a los programas de la estación que dirige Pérez Roura. En cuanto a lo de Saavedra, pues es cómico. Y el no es el único. Una de las cosas que más caracteriza a muchos de esas generaciones es que, a pesar de haber vivido esa época, son desconocedores de la historia de Cuba. Muy bueno lo que dijo Chibás... se aplica al tal Demetrio. Peor la actitud de Ilena Ross al llenar de falsos elogios a Pérez-Roura. NO creo que deba de haber ni sorprendidos ni escandalizados, esa es la norma en Miami. Es ridículo, pero sigue siendo la norma.