enero 18, 2008

Cuando Fischer se enfrentó a Castro


La muerte del polémico pero genial ajedrecista norteamericano, Bobby Fischer, nos recuerda su controversia con Fidel Castro, previa al Torneo Capablanca in Memoriam, celebrado en La Habana en 1965. Según el ajedrecista cubano, Nelson Pinal, Fischer había estado en Cuba en febrero de 1956, a la edad de 13 años. En esa ocasión visitó el Club Capablanca de la capital cubana donde fue recibido por el Doctor José A. Gelabert y el destacado periodista Carlos A. Palacios. Lo acompañaba quien después se convertiría en el promotor del futuro Campeón Mundial, su coterráneo, el ajedrecista M. Forry Laucks.

De acuerdo con una anécdota que refiere el mismo ajedrecista en este otro sitio, Fischer había sido invitado a jugar en aquel Capablanca del 65 pero no recibió el permiso del Departamento de Estado norteamericano para viajar a la Isla. Mientras el torneo se estaba organizando, el ajedrecista mandó un cable que llegó a La Habana en la noche del 11 de agosto del 65, con la amenaza de retirarse del evento, a partir de informaciones publicadas en Nueva York. Al otro día, Castro le respondió. Los cables intercambiados decían textualmente:

Cable de Bobby Fischer:
Primer Ministro Fidel Castro,
Habana.
Me opongo a sus manifestaciones publicadas hoy en el New York Times proclamando una victoria propagandística, y por este acto me retiro del Torneo Capablanca. Solamente volveré a entrar en el torneo si Usted envía un cable asegurándome que Usted y su gobierno no buscan beneficios políticos de mi participación, y que no se producirán en el futuro más comentarios políticos por parte de Usted en relación con mi participación. Bobby Fischer.

Respuesta de Fidel Castro:
Bobby Fischer, Nueva York, EE. UU.
Ref. COA 38
Acabo de recibir su cable. Me sorprende que usted me atribuya algún tipo de manifestación referente a su participación en el torneo. A este respecto no he dicho ni hablado una sola palabra con nadie. Sólo tengo sobre ello noticias que he leído en cables de agencias norteamericanas. Nuestro país no tiene necesidad de tan efímera propaganda. Es suyo el problema de participar o no en dicho torneo. Sus palabras son, por tanto, injustas. Si usted se ha asustado y arrepentido de su decisión inicial, sería mejor que idease otro pretexto y tuviese el valor de ser honesto.
(Fdo) Dr. Fidel Castro
Primer Ministro del Gobierno Revolucionario.


Al final, jugó el torneo pero desde Nueva York, por la vía del teletipo. Finalizó en segundo lugar, detras de Vassily Smislov, que ganó con 15.5 puntos. Compartió esta posición con Borislav Ivkov y Efim Geller, los tres empatados con 15 puntos.

Un año después estuvo nuevamente en La Habana para participar en la Olimpiada Mundial de Ajedrez. Allí le regaló a Castro un libro suyo autografiado y fue su rival en aquella partida en consulta sostenida por el "Ajedrecista en Jefe", con el apoyo de Petrosian contra el mexicano Terrazas, quien estuvo secundado por Fischer. Un genio lleno de paranoia, fantasmas, contradicciones y escándalos, quien murió, curiosamente, a los 64 años, la misma cantidad del casillas del tablero del deporte que lo llevó a la cumbre.

11 comentarios:

Manuel Sosa dijo...

Eso de las casillas y los años, si son ustedes los primeros en advertirlo, pues merece un trofeo. Les felicito.

Eufrates del Valle dijo...

A eso mismo venia a comentar, pero Sosa se me adelanto.... lo de los anos con el tablero esta genial... Saludos, Miquis!

analista dijo...

Estos miquis parece que son pistoleros de los Western. Sacan más rápido que nadie la pistola y de contra dan en el blanco.

Anónimo dijo...

gracias a sosa, eufrates y el analista por los elogios. en nuestra búsqueda, no lo vimos en ningún lugar, a lo mejor alguien lo escribió antes, no sabemos, hay tantas publicaciones y blogs, que ni contar, lo que pasa es que nos gusta el ajedrez. y nada, nos parecía una curiosidad. sosa, felicitaciones, nuevamente, por el primer añito.

LOS MIQUIS

ric dijo...

Mira al lacayo palaciego Meléndez allá atrás, secándose el sudor, pobrecito. ¿Qué se hizo de ese tipo?

Ernesto dijo...

Lo mismo pasó en el Torneo de Reykjavik: el Fisher dio tremenda guerra, que si iba, que si no iba, que si al final sí pero con condiciones... El tipo era realmente insoportable. Tan divo como el Comandante, con la diferencia de que Fisher jugaba bien al ajedrez.
Muy buen post. Hasta les pinché en el AdSense un par de veces.

Anónimo dijo...

gracias, ernesto, a lo mejor es que no salió un poco el gusto por el deporte que disfrutamos por acá.

LOS MIQUIS

Iskan el Cubano dijo...

Eso, 64, la partieron los miks

Amadeus dijo...

Para aportar algo y no quedarme atrás. En la foto quien aparece en el centro entre Fischer y Fidel era José Luís Barreras, presidente de la FAC (íntimo del Che). Curiosamente el personaje más a la izquierda era Meléndez (como bien apunta ric) quien fue durante muchos años jefe de Protocolo. No sé si vive ni qué ha sido de él.

Conozco esta escena ya que trabajé de muralista en esa Olímpiada. :0)

Anónimo dijo...

le agrego un detalle curioso de la estadía de Fisher a La Habana, teniendo en cuenta su posterior antisemitismo, fue su visita al edificio de la Comunidad Hebrea, que por aquel entonces todavía les pertenecía a los judíos (lo nacionalizaron en 1968). Y se tomaron fotos.

Anónimo dijo...

Bueno, visitó el edificio de la Comunidad Hebréa porque Fischer era judío, tanto por parte de madre, que es lo que vale para ser judío, como por parte de padre. Sin importar sus posteriores opiniones. Tendré que buscar a ver que fué lo que dijo Fischer de los judíos. Me acordé de Fischer sólo por la noticia de su muerte. By the way, El País, el de España, también menciona en su reportaje la cuestión de los años y el tablero.