marzo 16, 2008

Rarezas de la ley

La entrega en el Ministerio de Justicia de una carta de las Damas de Blanco al Fiscal General, Doctor Juan Escalona Reguera, trajo el recuerdo de un antecesor, Idalberto Ladrón de Guevara Quintana, quien integró la comisión investigativa de Castro sobre el asesinato de JFK y tendría que abandonar la fiscalía por matar de chiripa a otro ladrón, que no era de Guevara, pero se introdujo de madrugada en casa del fiscal. Este haló por su pistola de reglamento, mientras aquel echaba a correr; en vez de tirar al aire, el fiscal disparó no se sabe adónde, con tan mala (o buena) suerte que el proyectil entró limpiamente de rebote por el esfínter anal del fugitivo. En eso llegó el carro patrullero y trasladaron al manilargo hasta la estación de policía, donde empezó a quejarse de dolores abdominales, pero nadie hizo caso, lo metieron en una celda y allí murió. Ladrón de Guevara fue remplazado (mayo 1984) provisional y silenciosamente por René Burguet Flores, hasta que el viceministro primero de Escalona Reguera, Ramón de la Cruz Ochoa, se hizo del mazo de la Fiscalía General (enero 8, 1986). Entretanto el jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) instruyó que se prestaran servicios médicos al más descarado de los rufianes nada más que se quejara.
Foto: Juan Escalona Reguera investido como Doctor honoris causa en Ciencias Jurídicas por la Universidad de La Habana. A su derecha el rector, Rubén Zardoya Loureda, y detrás el decano de la Facultad de Derecho, José Luis Toledo.

7 comentarios:

Carburo dijo...

Miquis no aprieten que ese culo no era de plastico!

Eufrates del Valle dijo...

Nunca habia oido sobre esto... que cabeza la mia! Si en esos anos vivia todavia en Cuba...

Daniel Carro dijo...

Ladrón de Guevara era hombre de confianza de Castro. Debe estar haciendo trabajos operativos secretos

Anónimo dijo...

Qué clase de doctorado. La Universidad de La Habana pierde mucho con esto

MUELA QUIETA dijo...

Y a ese Doctor fue al que le entregaron la carta las damas de Blanco,?

Aruca el bueno dijo...

Un momento, mas respeto para el doctor Escalona, que es un hombre de principios y ademas primo del intransigente Luque Escalona.

Anónimo dijo...

Y Luque Escalona es primo de Vecino Alegret, que alegretmente torturó a John McCain en Saigón y así sucesivamente...
seguidilla