marzo 21, 2008

En cinco años...

Un amigo bien informado me asegura que no falta mucho para que los exiliados entremos libremente a Cuba y hasta invertir allí nuestro dinero. Yo le respeto su optimismo, pero no me importa. Ni siquiera si Ricardo Alarcón intenta ahora congraciarse con nosotros cuando culpa a la CIA de fomentar una “emigración traidora”. Quiero convertirme en un verdadero ciudadano americano. Asumirme y vivir como tal, que es también simplificar la imagen de la Isla en un delicioso habano. Para qué sentirme cubano si:

Desde niño me dijeron que comprar pirulí a un privado y leer al Pato Donalds eran diversionismo ideológico.

Mientras me inculcaba que debía agradecer la educación gratis, tenía que escardar, con mis manos de solo 12 años, la hierba de interminables surcos en aquella etapa de becado que se extendió por seis años.

Me enseñaron a ser una especie de oportunista para poder sobrevivir y ascender profesionalmente, pero no cuanto valía mi fuerza de trabajo ni como negociar un aumento de salario.

Tuve que aprender obligatoriamente el valor de la mentira para poder lograr algunos de mis objetivos, incluso hasta el de salir de Cuba. Mentirle a colegas de trabajo, amigos que me tendieron la mano, a la familia que esperaba mi regreso.

Me sembraron el miedo al que dirán, la desconfianza en el otro, el fantasma de los segurosos vigilándolo todo, el temor al fracaso si te sacaban de una escuela o de un trabajo, al riesgo a lo desconocido.


Prefiero no serlo, aunque haya nacido y vivido allá. Tampoco es lo que quiero para mis hijos. Mi amigo, optimista siempre, me dice que en unos cinco años muchos estaremos de vuelta al terruño, ya diferente. Yo miro a otro lado: es el mismo tiempo que me queda para convertirme en ciudadano americano.

Foto © lurker4hire/Flickr

30 comentarios:

Ernesto dijo...

Coño, que bueno esta este post. Honesto hasta doler. Saludos,

Ernesto.

jorge alberto aguiar díaz (jaad) dijo...

Es un post antológico. Así de simple. Lo guardaré en nuestro archivo.

Anónimo dijo...

Lo que faltaba, un tipo que piensa como yo y hasta se refugia en el mismo tabaco que ahora me ha dado por fumar.Tiene razon, tiene razon en todo.
EL ICONOCLASTA

Güicho dijo...

You got it, man!

Troglo dijo...

Si tu te sientes mas yuma que cubano, es tu eleccion. Pero te recuerdo que ser cubano no tiene nada que ver con lo que pusieron o pusiste en el post.Y a todos los aplaudidores, no se vayan con la de trapo. Tok

jorge alberto aguiar díaz (jaad) dijo...

Tienes razón, Troglo, no se puede ir uno con la de trapo. Y es cierto que sentirse cubano, en parte, no tiene que ver con eso. Sólo en parte. Hay otros afectos, sentimientos, e ideas (como los que señalan, nombran y muestran Los Miquis) que escapan a lo más obvio, o visible, o a lo más directo, o las señas más reconocibles para "sentirse reconocidos en una identidad". Y esos afectos, sentimientos, e ideas, tienen que ver, entre muchas otras cosas, con un "pequeño horror" cotidiano que hace que te sientas extranjero (que no turista) en tu propio país; eso que muchos reconocíamos en Cuba como "insilio". El Estado secuestra tu vida, anula tu subjetividad, y es ahí cuando el dolor del desarraigo te soprende hasta en tu propia tierra, y huyes aunque no puedas ni siquiera irte del país. Entonces, "sentirse más yuma que cubano" es una opción vital igual de válida, y a veces, la única frente al hastío, el adoctrinamiento, la vacuidad diaria, hasta el miedo a tu propio familiar o amigo más cercano.

Los Miquis tiraron hoy un "cambio" de 98 millas.

ric dijo...

Miquis, muy bien.

No le presten atención al troglo (así, con minúscula), que es el gentleman (también con minúscula) tratando de colarse.

Pedro Pan dijo...

Que bueno que vine a EE.UU. de niño para no haberme tragado todos esos mojones.

Anónimo dijo...

Genial..Asi mismo lo siento..duro y al pcho...de los que duele, pues no se renuncia sin dolor a los lugares donde, a empujones y a como diera lugar, fuimos felices. Ya a mi se me cumnplieron los 5 años y alla voy
Saludos desde TX

Los Miquis de Miami dijo...

a todos, es una decisión triste, no deja de serlo, pero es inevitable. al menos en este país, con todos sus defectos y virtudes, nunca tendré que inclinarme por definiciones de ningún tipo para ser alguien: seré lo que pueda lograr con mi propio esfuerzo, hasta donde llegue. ¿Qué más pedir? Que lleguen rápido los 5 años.

Yo soy Medea dijo...

Bravo...!!! tan cierto y tan simple y a veces cuanto tardamos en darnos cuentas de ese danno tan violento. Gracias!

Los Miquis de Miami dijo...

es verdad, medea, y gracias por pasar por acá, igual ernesto, jorge alberto, guicho, troglo, ric, y nuestro amigo de texas. sé que hay muchos que la vida bajo el castrismo los ha llevado a pensar así.

Eufrates del Valle dijo...

Crudisimo. Lo entendi cuando le pregunte a un muchachito que acababa de salir de Cuba (fue hace como 10 anos) que queria ser el cuando fuera grande, y me respondio: "extranjero". Todavia no me he curado.

Isis dijo...

Excelentísimo!, Miquis.

LOS MIQUIS dijo...

eufrates, el ser extranjero es una carrera en cuba. muchos lo quieren. es como cuando las cosas venían de afuera, que incluso tenían otro olor. "hueles a extranjero" decías cuando alguien venía de un viajecito. isis, gracias por el elogio.

Anónimo dijo...

Hay gente para todo. Yo llegué a este país hace dieciséis años y no soy ni residente. Vacilo ser extranjero. A Cuba nunca he regresado. Soy americano en muchas cosas, irremediablemente. Saludos, Miguelitos.
machetico

LOS MIQUIS dijo...

lo propio, machete, y la expo?

Anónimo dijo...

Miquis:
Por que una decision triste? El guicho, en algun lugar, hablo de la otra balsa que se genera cuando salimos del cocoon, que a veces parece que se hunde pero no. A mi, y respeto a las demas decisiones, me parece un acto de elemental cortesia y de agradecimiento tambien. Y tambien pensando en la identidad de nuestros hijos, que bastante tendran con unos padres hablandole de un lugar con palmas y amigos en las esquinas, montando chivichana y bañandose en un muro con vista a un "lighthouse", donde habia que pedir permiso para todo, y que sus padres un dia agarraron un machete, se cortaron sus raices y con lo que les quedaba salieron hacia este, SU pais. Este pais, con todos sus defectos y virtudes, nos ha permitido sanar de muchas heridas, por mas que haya abierto otras. Por mas que asumamos la otra nacionalidad, que nos integremos, que nos emocionemos (ya lo hago) cada vez que vemos a un grupo de americanos llevandose la mano al pecho, en el fondo, cada vez que veamos la otra bandera azul, blanca y roja, nos seguiremos emocionandonos. POr mas que nuestra generacion haya sido marcada por la dualidad FC= Cuba, eso NO es verdad. Nuestra nacion va a sobrepasar este trabo amargo, ya lo veran. Por mas que a el le pese..
Saludos desde TX

Aguaya Berlín dijo...

Qué sentido, profundo... cuántas verdades... me pregunto si no fueron esos 6 an~os becado donde mismo los pasé yo...
Pienso igual, aunque no fumo ;)
Saludos desde Berlín!

Aguaya Berlín dijo...

Lo puedo publicar en mi blog???

LOS MIQUIS dijo...

amigo de texas: es una decisión triste porque como dijo troglo, el ser cubano va más allá de cualquier dictadura. pero al menos para mí, esa tristeza momentánea no supera los deseos de dar ese importante paso. es un sentimiento colateral que se va perdiendo mientras te asumes cada vez más dentro de esta cultura o dentro de la cultura de otro país. srta aguaya, puede publicarlo donde quiera. esta es su casa.

Aguaya Berlín dijo...

Gracias, Miquis, la mía también es la de ustedes.

Lo acabo de publicar...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Hay muchas verdades en el post de los miquis y respeto su valor de hablar por lo claro.

Cada cual tiene el derecho de ser consecuente con aquello que piensa y eso es también parte de vivir en libertad, en una libertad que en Cuba solo tuvimos en aquellos instantes cuando sonábamos escapar del país donde nacimos. ¿Pero en realidad… nos estábamos escapando de la isla o de su gobierno? No solo se trata de irse de Cuba, en todo caso lo importante es que Cuba no se vaya de nosotros.

El diario sometimiento a un régimen te deja pocas prioridades y una de ellas es la sobrevivir, tal vez por eso cuando uno está preso no le hace falta ser cubano, lo que le hace falta ante todo es ser libre.

La diferencia entre nacionalidad y ciudadanía quizá sea lo que me salve de sentirme un extranjero en la Cuba LIBRE de mañana, como ahora me sirve para saber que no soy más que otro cubano en el extranjero.

Soy cubano, ni Francés, ni Sueco, ni ruso. Las cosas de Cuba no pueden dejar de estremecerme. Creo que por suerte a muchos aquí también. Hay algo que nos une por encima de la crisis de valores, de la antigua miseria y de aquella prisión donde crecimos.

¿Quién me aguanta los pies cuando escucho la clave?

Vamos a linkear esto el lunes en G.A. porque es bien importante hablar todos, de esto con franqueza, con respeto y con ganas de sacar el mejor partido a post tan buenos como este.


su gente de G.A.

peskaito dijo...

basado en mi propia experiencia, el haberme acogido a la ciudadania americana me ha abierto mas puertas que cualquier otra cosa. veamoslo simplemente: viajar con un pasaporte cubano y residencia americana era una tragedia griega - colas de horas en la madrugada ante la puerta de la embajada del pais a visitar, un tratamiento de terrorista, y la posibilidad de la negacion de la visa, dependiendo del pais y el motivo del viaje. y conozco a muchos cubanos a los que le pasa/pasaba lo mismo.

hace 3 anos que viajo con el azulito del aguila imperial, y no saben de las que me ha salvado, aun en la mismisima isla... la diferencia es abismal, dia y noche. a todos, le aconsejo que si tienen la oportunidad, se conviertan en ciudadanos de otro pais. lo cubano no nos lo quita nadie, lo traemos de nacimiento, bien arraigado en el alma.

la fija esta en no permitir ser sometidos a la discriminacion y el abuso que trae consigo el portar un pasaporte cubano. quien ha pasado por el aeropuerto jose marti sabe de lo que hablo...

Aguaya Berlín dijo...

Indudablemente la parte práctica que expone Peskaito no puede pasarse por alto: mis hijos no tienen nacionalidad ni ciudadanía, de ningún país. No tienen papeles de ningún tipo! eso a pesar de los más de 8 an~os que vivo en Alemania. Los alemanes no les dan la de ellos porque no son hijos de alemanes, entre otras razones "burocráticas". La nuestra tampoco por las leyes cubanas (ni queremos los padres que pasen por lo mismo que nosotros cuando se porta un pasaporte cubano).
No sólo el José Martí, Peskaito...

Al Godar dijo...

Felicito a los Miquis por el valor de decir esas cosas que pudieran parecer crudas a mas de uno.
No comparto completamente el sentimiento.
Yo llevo con orgullo el pasaporte canadiense, pero sigo siendo cubano.
Me halan de los dos lados.
Creo que dejarse halar mas de un lado que del otro obedece a que aun no se han asentado todas las emociones.
Quince años fuera de Cuba hace que uno comience a pensar seriamente si volver es una necesidad o un absurdo idealismo.
Saludos
Al Godar

Jinetero… ¿y qué? dijo...

Yo ya tengo una segunda nacionalidad. ¿y qué? Puedo viajar el mundo entero sin pedir Visa ni dar esplicaciones ¿y qué?

Ser cubano es otra cosa, es lo mío. Cuba es mi país, con o sin hijos de putas. Al menos son mis hijos de puta y hablan mi idioma y me puedo cagar en su madre en el mismo idioma.

Ser ciudadano de otra parte no te cura el dolor men!

LOS MIQUIS dijo...

es tu derecho, jinetero, y lo puedes ejercer en esa dualidad porque una vez decidiste irte de allá. claro, el ser ciudadano de otro país no te quita completamente el dolor pero te ayuda a superar muchas cosas.

peskaito dijo...

muy de acuerdo contigo, godar. la idea de regresar (y cada vez que regreso de la isla) ya me desanima por un buen rato. a estas alturas, como que ya no le veo el caso, a no ser que cambien muchisimas cosas, asi como establece el tratado de la concordia que anda rondando por ahi. asi que de que las emociones no se han asentado, no se han asentado del todo, eso si es verdad.

durante el ultimo ano y medio (que falta me hace una de esas ene de las de verdad!) me he dado cuenta que voy a morir cubana, con ese orgullo caracteristico y soberbia (de la buena) mas alta que las palmas. si, me encanta la rumba, el ron, y la sateria PERO tambien tengo que admitir que me da alegria haber logrado un sueno muy viejo: ser ciudadana americana. y si, es muy, pero que muy conveniente para viajar... y a pesar de que en menos de otro ano ya habre pasado mitad de mi vida en cuba y mitad fuera, la gran mayoria de esa segunda mitad en el u.s.a. (o como quieran decir por ahi, que califico como "cubana-americana"); definitivamente, es con la primera nacionalidad con la que me siento mas identificada en mi alma. y mira que le agradezco al u.s.a. la oportunidad de haber podido estudiar y de poder desarollarme como una profesional internacionalmente hoy en dia.

definitivamente, estoy de acuerdo, nacionalidad y ciudadania no son lo mismo. ciudadania es basicamente, y tecnicamente, ese papel firmado y luego el juramento solemne hecho. se de gente que lo han hecho hasta con los deditos cruzados detras de la espalda, por si las moscas. pero al que se le aguen los ojos, o se emocione aunque sea un tilin en esa ceremonia, ya esta en camino de asimilacion. es bien emocionante, la verdad.

aguaya, que fula son los alemanes! he oido cuentos que son tremendos, pero no sabia que tanto asi... wow! tus hijos son como que unos "citizens of nowhere," no? tremendo titulo para una cancion... y si, desgraciadamente, el pasaporte cubano no solamente trae inconvenientes en el jose marti. en el benito juarez de mexico, d.f. nada mas que lo ven y se erizan. adivina que fue lo que nos salvo a mi y a unos amigos de ir presos en una trifulca con una aerolinea alli? el azulito del aguila imperial... ja, ja, ja! te digo que con ese ni se meten.

MIQUIS: verdad que les quedo muy bueno el post. FELICIDADES!!! =)

Darren Chartier dijo...

Ola! That's my photo?!? I'm flattered that you've used it but please link to the flickr page for it, thanks!

http://www.flickr.com/photos/lurker4hire/2337531270/in/set-72157604127216708/

Now to learn spanish to figure out what you're saying...