marzo 25, 2008

El rey de la soya

«No se podría escribir la historia de la heroica resistencia de nuestro pueblo en el período especial, sin los Forum de Ciencia y Técnica», dijo Castro al clausurar la XIV edición del evento nacional (2003). Un capítulo ejemplar de esa historia puede escribirlo Álvaro Raúl García Uriarte (Instituto de Investigaciones para la Industria Alimenticia), a quien debemos no sólo la «tecnología para el empleo de la torta de soya en la alimentación humana», sino también la «tecnología autóctona» para producir 10 litros de leche de soya por kilogramo de fríjol al 25% del costo de la leche de vaca, así como para obtener 1.1 litro de algo similar al yogur por cada litro de leche de soya.
Otra cosa: García Uriarte le metió el coco a cómo sacarle dos toneladas de fish-stick a cada tonelada de pescado y, junto con su colega institucional Aracelia Hernández, concibió «productos de alto rendimiento: picadillo y hamburguesa con texturizado de soya, embutido extendido con harina de soya; picadillo, hamburguesa y croqueta de tilapia con texturizado y harina de soya». Ambos inventaron el papel parafinado separador y transportador para las máquinas productoras de hamburguesas. Por sustituir el pollo importado con picadillo extendido y elaborar carnes en conserva con el 74% menos de carne de cerdo, la pareja ahorró 16.2 millones de dólares al país y garantizó la distribución de 16 mil toneladas de mortadela, 9 mil de croquetas, 4 mil de hamburguesas y 847 toneladas de picadillo de pescado, según la Academia de Ciencias.

Foto: Instituto de Investigaciones para la Industria Alimenticia, Carretera del Guatao Km 3 ½, Guatao, La Lisa

7 comentarios:

Güicho dijo...

Científicos... que sólo cumplían órdenes... como Mengele. En este caso, más nutritivas.

Pero también hay antecedentes cubanos: José Mercedes, negro ayudante de mayoral en el ingenio La Fraternidad, que sugirió en 1844 dejarle el guarapo a los puercos, y a cambio darle a los negros la oportunidad de chuparse los tallos de caña sobrantes del corte.

Siempre hemos tenido gente así, noble, creativa, y dispuesta a donar la sangre de los demás para ganarse las palmaditas del amo.

Eufrates del Valle dijo...

Wow! Cada vez que leo estas cosas me horrorizo. No pase el periodo especial en Cuba, pero cuando vi las fotos de mi familia y de mi mama, como salidos de campo de concentracion, me provoco una punzada con la que tuve que aprender a vivir hasta que la familia completa pudo irse. Lamentablemente, estos Castros no han sido juzgados en un tribunal internacional. A lo cual deberian obligarlos.

Los Miquis de Miami dijo...

Güicho, lo que sucede tambiés es que muchas de estas personas no tenían otra alternativa que tratar de inventar con lo que el castrismo les puso en las manos. de lo que te salvaste, eufrates, porque fue muy duro.

Eufrates del Valle dijo...

Yo se, miquis. Lo senti a traves de mi familia. Buenos post.

CIENTIFICO SOCIAL dijo...

ESTE TIPO ME PARECE MAS UN HEROE QUE UN YES MAN. USTEDES NO SE PUEDEN IMAGINAR CUANTO HAY QUE SUDAR LA CAMISETA PARA SACAR MÁS RENDIMIENTO AL PESCADO Y LA LECHA DE SOYA

Yo soy Medea dijo...

Pues a mi la gente asi me horroriza... se me parece mas a la eficiencia en funcion de la miseria... y eso de repartir miseria siempre toca a mas.

bustrófedon dijo...

Miquis:

Excelente post. Gracias.

Eufrates:

Fíjate qué vientos soplaban que llegó un momento en que el picadillo (de carne) enriquecido (con soya) se convirtió en soya enriquecida con picadillo… La cosa estaba más dura que el piso. Al punto de que ha pasado casi una década desde que salí de Cuba y todavía no me hace gracia el “tofu”.