marzo 08, 2008

Superchería ideológica

En «Marxismo y poder» Rafael Rojas arranca de que «el Estado cubano, según la constitución vigente, es “marxista-leninista”». La constitución refrenda «un Estado socialista de trabajadores» (Artículo 1) bajo la dirección del Partido «martiano y marxista-leninista» (Artículo 5), pero esta imprecisión conceptual de Rojas no es tan seria como su argumento de que los políticos e intelectuales cubanos leyeron mal a Marx, por hacerlo a través de Lenin. Aquí yacen la idea nostálgica de un Marx bueno, que todavía espera por la interpretación correcta, y el desatino de que la dictadura de Castro se parió y fue criada como consecuencia de lecturas equivocadas. Desde la perspectiva libresca, Rojas imagina que el VI Congreso del PCC viene postergándose desde 2002 porque las elites del poder temen a la «reformulación ideológica que haga más parecidos el discurso y la realidad». Es difícil tragarse que esas elites tengan miedo a un «reajuste simbólico» si no han vacilado en derribar avionetas civiles, fusilar a discreción, encarcelar en masa y enjuciar sumariamente por «peligrosidad predelictiva». Rojas parece no darse cuenta de que, mientras tenga a la gente boca abajo, Castro hace con su revolución lo que le da la gana, incluyendo cambiar de ideología, disfrazarla como le parezca y hasta prescindir de ella. Un asere que aparece sentado en el malecón hacia los dos minutos y medio del video siguiente muestra más sentido común que el doctor Rojas al enfocar marxismo y poder en Cuba.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Rojas piensa que la historia de Cuba está en los libros antes que en la propia vida. Eso está bueno para la historia intelectual, donde es un maestro, pero no para el análisis polìtico, donde muestra la confusión de términos aplicables a los componentes del sistema político.
Dr. Armando Villamil

ric dijo...

Miquis, como siempre (o casi) han dado en el clavo (por lo menos en el mío) con precisa claridad: "...la idea nostálgica de un Marx bueno, que todavía espera por la interpretación correcta, y el desatino de que la dictadura de Castro se parió y fue criada como consecuencia de lecturas equivocadas". Ese tipo de pensamiento es el que nunca me ha permitido tragar al narizón de Rojas, quizás mejor persona que su hermano, pero cortados por la tijera ideológicä.

Al Godar dijo...

Hoy publiqué un pequeño comentario sobre Armengol y los Miquis de Miami.
Saludos,
Al Godar

ric dijo...

Miquis, Al Godar es un Gentleman # 2, pero escribe aún peor (sí, es posible)... Lean su nota "La grandeza de Fidel", pero sólo si alguna comida les cae mal y necesitan vomitarla.

Profesor Espinosa dijo...

La distinción entre Estado y Partido se da en primer año de la carrera de Derecho como parte de la Teoría del Estado. Es lamentable que Rojas tenga semejante confusión, pero pienso que Ric acierta en que el quid del asunto es lo que cita.

Los Miquis de Miami dijo...

Gracias, Al Godar, por tu enfoque: está bueno eso de bloguear por Cuba, cada cual a su manera.

Mili Tante dijo...

Es muy ingenuo pensar que la banda mafiosa de Castro tenga temor a convocarf el congreso del PCC que, al estilo de la Asamblea Nacional, acata y cumple

Laz dijo...

Mas tarde vengo con esta polemica tardia con la conferencia de Rojas, pero por ahora les dejo que Rojas es un intelectual respetado, lo que lo limita-encasilla en lo de intelectual y no politico con vision practica de la situacion siempre "dialecticamente-concreta".

CUBA LLORA Y EL MUNDO Y NOSOTROS NO ESCUCHAMOS.
Donde esta el Mundo, donde los Democratas, donde los Liberales? El pueblo de Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan los Green, los Socialdemocratas, los Ricos y los Pobres, los Con Voz y Sin Voz? Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan el Jet Set, los Reyes y Principes, Patricios y Plebeyos? Cuba desesperada clama por solidaridad.
Donde Bob Dylan, donde Martin Luther King, donde Hollywood y sus estrellas? Donde la Middle Class democrata y conservadora, o acaso tambien liberal a ratos? Y Gandhi? Y el Dios de Todos?
Donde los Santos y Virgenes; los Dioses de Cristianos, Protestantes, Musulmanes, Budistas, Testigos de Jehova y Adventistas del Septimo Dia. Donde estan Ochun y todas las deidades del Pateon Yoruba que no acuden a nuestro llanto? Donde Juan Pablo II que no exige mas que Cuba se abra al Mundo y que el Mundo se abra a Cuba?
Que hacen ahora mismo Alberto de Monaco y el Principe Felipe que no los escuchamos? Donde Madonna, donde Angelina Jolie y sus adoptados around de world; o nos hara falta un Brando erguido en un Oscar por Cuba? Donde Sean Penn?
Donde esta la Aristocracia Obrera y los Obreros menos Aristocraticos, donde los Working Class que no estan junto a un pueblo que lanquidece, sufre y llora por la ignominia?
Que hacen ahora mismo Zapatero y Rajoy que no los escuchamos, y Harper y Dion, e Hillary y Obama; donde McCain que los nos escuchamos? Y los muertos? Y los que estan muriendo? Y los que van a morir? Y los que se lanzan desesperados al mar?
Donde estan el minero cantabrico o el pescador de percebes gijonese? Los Canarios donde estan? A los africanos no los oimos, y a los australianos con su acento de hombres duros tampoco. Y aquellos chinos milenarios de Canton que fundaron raices eternas en la Isla? Y que de la Queen Elizabeth y los Lords y Gentlemen? Que hace ahora mismo el combativo Principe Harry que no los escuchamos?
Donde los Rockefellers? Donde los Duponts? Donde Kate Moss? Donde el Presidente de la ONU? Y Solana donde esta? Y los Generales y Doctores? Y los Lam y los Fabelo, y los Sivio y los Fito Paez?
Y que de Canseco y Miñoso? Y de los veteranos de Bahia de Cochinos y de los balseros y de los recien llegados? Y Carlos Otero y Susana Perez? Y el Bola, y Pancho Cespedes? Y YO y TU?
Y todos nosotros que estamos aqui y alla rumiando frustaciones y resquemores, envidias y sinsabores; autoelogios y nostalgias, en tanto Louis Michel comulga con Perez Roque mientras Biscet y una NACION lanquidecen?
Donde Maceo, donde Marti; donde aquel Villena con su carga para matar bribones?
Cuba llora y el Mundo NO ESCUCHA!!!

Anónimo dijo...

Afloja la lágrima, mi brother.

Elgentleman dijo...

Al sapingo asexuado de ric:desencarnate, que eso te perjudica mas a ti porque trasluces tu fanatismo hacia mi manera de ser. Por cierto, noten que para esa entidad asexuada y abyecta llamada ric NADIE tiene talento, NADIE escibe bien, NINGUNO piensa correctamente, etc.En suma, es un (una)frustracion a la vinagreta este tipo:un bofe que ningun cubano resiste.

Anónimo dijo...

Parece que le dolio al Gentleman cuando le dicen las verdades!
"Compañero" Gentleman, siga haciendo su trabajo ideologico de division alla en USA, y no se preocupe por los criticos, que su trabajo se nota en el Comite Central de Cuba y sera recompensado a su debido tiempo.

juanita moré dijo...

ric hijo, que guatacon de los miquis eres!

Eres un miqui?
Como nadie sabe quienes son, ni mucho que interesa...!

Anónimo dijo...

El Dr. Rojas con su artículo intenta apropiarse de la idea del "Marx traicionado" por el leninismo que asumieron los comunistas al reciclarse después de la desaparición de la metrópoli ideológica que representaba la URSS y del llamado campo socialista con la caída del Muro de Berlín. Juega con cartas marcadas y pretende que apostemos a pesar de ello. Marx era un utópico y su teoría no pasa de ser eso, una utopía irrealizable. Ni siquiera los socialistas europeos pretenden validar sus teorías, ya se convencieron de que, en esencia, sólo el capitalismo es capaz de resolver los problemas económicos y sociales de la mayoría de la población. Lo demuestran los viejos y nuevos experimentos fallidos, léase Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, etc. Lo del Dr. Rojas no es más que pura retórica trasnochada, de la mala, Socialdemócrata.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Los que los emparenta a ustedes con el castrismo y los diferencia de Rojas es que nunca han estudiado a Marx. Ustedes están tocando este tema de oído, con el pequeño handicap de que son sordos.

Anna Dan dijo...

Infortunato liborio: uno de los miquis leía a Marx (y de paso a Hegel y Habermas) en alemán. Y como bien dicen, no se trata solo del desatino de un Marx que espera ser leído correctamente, sino de pensar que el régimen de Castro teme al reajuste ideológico.