marzo 13, 2008

Contrastes

Uno de nuestros fieles lectores, el doctor Antonio de la Cova, nos envía una comparación a la que nosotros le hacemos algunos aportes, a propósito de las declaraciones de algunos de los futbolistas fugados de la selección cubana que compite en Tampa:

Juan Pablo Vega, atleta de 18 años, a la prensa de Miami en junio de 1966:

“Me escapé porque estaba cansado de tener miedo. . .Estaba hastiado del terror comunista.”
Los atletas “somos materialmente prisioneros . . . Se nos obliga continuamente a estar uniformados para que estemos siempre identificados.”
“Nadie que quiera a su patria y que tenga dos dedos de frente puede estar al lado de los que han convertido a Cuba en un inmensa prisión y en un país en ruinas.”
¨La juventud cubana no es comunista ni apoya a Castro.”
“Ahora en Cuba los negros somos más negros y los pobres, más pobres.
Contínuamente nos recuerdan el color de nuestra piel, cosa que antes de Castro no ocurría.”
Vega desertó “para volver a ser libre” y acudió a una iglesia en San Juan para pedir asilo.
Respecto a su primera impresión del mundo libre, señaló:
“Pues la libertad de prensa. La libertad de hablar que tiene todo el mundo, la libertad de moverse sin que lo vigilen, y la increíble abundancia de todo que se ve por donde quiera. En Cuba, nada de esto existe.” (Latinamerican Studies.org)
Las declaraciones de Vega ocuparon el titular del cintillo en el Miami Herald:
“I Didn´t Like Castro,” Cuban Athlete Says. (
Latinamerican Studies.org)

Erlys García, futbolista de 22 años. Marzo del 2008:

Los jugadores coincidieron ayer en que el sueño de todos era jugar en la MLS, la liga de fútbol de Estados Unidos, y demostrar internacionalmente sus talentos deportivos, aunque declinaron referirse a la situación actual dentro de la isla. “Todos queremos probarnos en un fútbol superior y por eso estamos aquí'', afirmó García. “Fue la razón principal que nos hizo dar este paso”. (
El Nuevo Herald)

Loanni Cartaya Prieto, futbolista de 22 años. Marzo del 2008:


"Mi objetivo no es político. Lo mío es jugar fútbol. Desarrollar mis habilidades y superar mis condiciones como futbolista". (Canal 41 de Miami)

Los recientes desertores no han emulado a Vega en denunciar a Fidel Castro, el comunismo, el miedo, y el terror. Quizá sea porque algunos estén planeando dentro de un año regresar a Cuba como turistas. ¡Como cambian los tiempos!


Dr. Antonio de la Cova.

Foto: El atleta cubano Juan Pablo Vega a su llegada a Miami el 16 de junio de 1966 © Wilfredo Gort/Diario de las Américas.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el "Síndorme de la Habana" mi hermano. Pariente del "Síndrome de Estocolmo", en el cual las víctimas adoran al victimario. En nuestro caso, no sólo lo adoran sino que lo justifican y todavía lo defienden, sólo que no les gusta vivir sin comer.

luisc dijo...

totalmente de acuerdo con el anónimo.

Anónimo dijo...

Podriamos bautizarlo con el nombre de sindrome de Esto-es-elcolmo.

No se le puede pedir peras al olmo cuando han sido adoctrinados desde que estaban en el espermatozoide.

siempre tratan de dejar la puerta trasera abierta por si se arrepienten y quieren regresar, pero ignoran que en el salvaje comunismo doctrinario de los dirigentes del Pcc la venganza sabe a dulce y es un plato que se sirve frio sino preguntenle al negrito boxeador.

Saludos. El negrito de la Habana

Anónimo dijo...

es verdad que es un sindrome cubano, la unica diferencia entre los deportistas y los artistas que aterrizan, es que los infelices del inder no tienen quien les escriba el guion, pero como diria silvio rodriguez, no es lo mismo, pero es igual.

TAORO dijo...

Hasta cierto punto es logico que piensen asi, son jovenes nacidos, criados y adoctrinados por la revolucion, no conocen otra cosa. Dentro de unos meses es que realmente se daran cuenta en el infierno donde estuvieron viviendo hasta hace unos dias, cuando conozcan la libertad, no tener que vivir escondiendose de los CDR, no tener que robar para subsistir y no vivir con la doble moral es que comenzaran a odiar a aquel sistema politico. La libertad hay que vivirla para conocerla y haber estado privado de ella para valorarla, tiempo al tiempo.....

machadito dijo...

los pobres seguramente piensan que aqui si pueden decir como piensan y como dice taoro en eso estan formados.
la doble moral es para los mas inteligentes, los artistas que en eso tienen el uno.

ric dijo...

Taoro, créeme, no se dan cuenta de nada... Lo único en que piensan es en regresar a Cuba ("donde sí se goza de veddá", la genial frase que he oído varias veces y que siempre repito), a donde llegan criticando todo lo de aquí. No quieren esto, nunca lo llegan a querer, tienen sembrado el odio a esto; quizás se adaptan, conviven, se endulzan, comparten y se quedan porque, el fondo de sus cerebros y sus bolsillos, que se vive mejor allá que aquí, PERO AQUELLO ES LO DE ELLOS...

Güicho dijo...

Pero vamos a ver, coño!

Estos pendejos deportistas modernos están del carajo, sí, son individuos entrenados en la sumisión. Mamertos inducidos.

Pero los medios cubano-americanos contribuyen bastante a esa pendejez. Ante semejantes expresiones de cobardía deportiva ningún periodista les pregunta por ejemplo:
-"Entonces Ud. es comunista?"
-"Ud. está de acuerdo con el Castrismo?"
-"Vino aquí, pues, a ganar el dinero que le niega el gobierno cubano, pero éste sigue siendo su amo?"

Y por qué? Una de dos (o las dos): la propia pendejez de los periodistas, o la hipocresía directiva gringa: chupen, pero no traguen.

Y encima está la Ley de Ajuste que acoge al cubano apenas por ser cubano, sin condicionar su vocación por la democracia.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

la cuestión es que este tipo de deserciones pone en evidencia, el verdadero estado de las cosas en la isla.

Carburo dijo...

Ultimamente esta es la respuesta: "Vine por problemas economicos"...y con frecuencia la dicen. Entonces para que existe la Ley de Ajuste Cubano?
Y no me esten justificando con el miedo porque cuando llegan tratan de vivir de Children and Family, otros venden el medicaid y hasta inventan para no declarar los taxes "pero en Cuba si se goza y no se paga ningun bill"...

Anónimo dijo...

De la Cova, como siempre ha dado en el clavo de la situación actual. No sabemos si lo que sucede es que tanto en el ambiente de los desertores de equipos deportivos, o de aquellos que llegan a este país y pisan tierra para no ser pies mojados y poder quedarse, estará primando su espíritu de inmigrantes económicos porque lo son en realidad, o porque como no conocieron por experiencia propia la vida anterior a Fidel Castro, no tienen buenos parámetros para hacer comparaciones y acabar de definirse. Por esta razón, es muy difícil para los que llevamos ya demasiados años fuera de Cuba, el poder entenderles, y no solamente éso, sino el no desconfiar. Algunas veces desconfiamos de gente honesta, pero es que cuando alguien ingresa como los cubanos a EEUU con un beneficio específico de obtener la residencia al año y un día de residir aquí, al menos sería de esperar que ésto lo entendieran como algo que no tiene el resto de la gente que viene a este país y que o vienen con una Residencia aprobada ya o se quedan y en cualquier momento les devuelven a su país. El tema cubano cada vez se hace más difícil y complicado de entender.

Enrique de Lagardere dijo...

La miseria que existe en Cuba no hay que comparala con nada, sino vivirla para darse cuenta que tenemos que agradecer a este pais por recibirnos y el tema cubano no es tan complicado sino "amoral" porque hay falta de moral.

Anónimo dijo...

vaya, que lo de nojotro e pateal labola, y ma na y el velde consolte el velde y volvel polque asere la familia asere eso e lo primero y que vean que uno vien del yuma con coba y diente de oro y si tenemo que malchal etando de visita en la tierra malchamo y si hay que volvl a chiavater chivateamo....