marzo 15, 2008

Maquillaje

Raúl Castro libera la venta de efectos electrodomésticos, permite que los cubanos se alojen en los hoteles, revalúa la moneda nacional un ocho por ciento más con respecto al dólar, y flexibiliza los permisos de entrada y de salida. Si todo es cierto, como se comenta, la historia cambia…, pero no tanto. Porque los beneficios seguirán siendo para una minoría: aquella que tiene FE, roba en el sector turístico y en las firmas extranjeras, vive de la prostitución y las drogas o domina el mercado negro. La mayoría que, como en Puerto Padre, tienen que contentarse con el maltrecho salario estatal, lo tendrán vedado. Seguirán profundizándose las diferencias sociales que el propio castrismo provocó. Y será así por mucho tiempo, porque si bien es necesario que levantaran estas restricciones, los primeros pasos son brochazos de maquillaje para captar esas divisas que el turismo extranjero ya no deja, que circulan al margen del control gubernamental o que los exiliados envían cada mes a sus familiares. Si hubieran empezado por estimular las pequeñas y las medianas empresas, soltar las riendas a la iniciativa privada y mantener al Estado como regulador responsable y no como monopolio, tal vez todo fuera diferente. Pero Castro II no permitirá que se multipliquen las historias del dueño de una paladar en P y casi Infanta, que con su dinero hizo algunas reparaciones al pequeño edificio donde vivía, reclamadas por años a la Dirección Provincial de la Vivienda. Sus vecinos lo querían postular para delegado al Poder Popular, en aquellas votaciones del crudo año de 1993.

Foto © simcoemedia/Flickr

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Acudo a este sitio porque pienso que ustedes pueden ayudarme; he sido victima de la censura editorial y espero que alguien escuche mi voz. Rafael Lopez-Ramos, propietario del blog Los Lirios del Jardín me ha quitado mi derecho a replica, ha infringido mi derecho a expresarme libremente; he insistido varias veces y no recibo respuesta, solo una serie de insultos a trabes de sus comentarios, ensalzando a sus colaboradores a rebatir mi conscientes comentarios. Espero que ustedes me comprenda y puedan ayudarme, muchas gracias.

Otis.

Anónimo dijo...

Muy certero el post y eso es lo que provoca la tristeza de saber que solo son para "regularizar" la ostentacion rampante de esos 4 gatos que detentan el poder en Cuba. Aunque aqui tambien tenemos la culpa, pues SABIENDO que la Tele de Miami se ve alla a traves de diferentes vias no recuerdo UNA sola invitacion a los programas de alguien que no haya sido un chivato, HP o personero de alguna forma del regimen de La Habana, que llegan a llenar los ojos (previo cheque) de la audiencia con "las cosas que saben" y por que si "ello SI lo sabian" no lo combatieron alla. Yo quiero ver historias de exito de gente simple, que seguro las hay. De aquel que en Cuba reparaba radios, o lavadoras, o carros y ahora puede sentarse en el Bayside a tomarse una cerveza sin que le jodan la vida. Disculpenme si me fui del tema, como la del post anterior. La idea de Raul NO esta basada en el aire. Esta basada en esa miserable existencia que nos ha delegado el Castrismo y que se alivia cuando le pasamos por el lado en el Tur a los viejitos con los cucuruchos en la mano.. Ojala que algun dia crezcamos como nacion lo suficiente para pasarle por encima a esas pequeñeces de espiritu. La "Revolucion" NO es reformable porque es injusta. Las medidas son limosnas y espejismos para tratar de acomodar los pocos hilos que quedan sueltos. Ojala, y me gana el pesimismo, que sepamos darnos cuenta a tiempo y saber que "alla NO se goza de vedda"...
Saludos desde TX

Bolondron dijo...

Lo mejor del post es la foto, si esa de un hombre frente al mar en un malecon 'embabrecido", esa es la imagen del cubano , mirando al mar, esperando un aliento de esperanza mas alla de las olas.
Yo me equivoque, vine y todo ha sido infeliz.
Debi quedarme....,

LOS MIQUIS dijo...

Otis, aquí en estos comentarios puedes poner lo que desees. amigo de texas, desgraciadamente las historias de éxitos de las personas comunes no siempre llegan a la televisión. es más, muchas veces ni los propios televidentes las quieren ver. hay una sed incontrolable por el chisme de los ex de todo, de las estrellas, de los antiguos segurosos. te confieso que al menos en miami es así. te invitamos también a que nos escribas tus cosas, a veces uno quiere descargar y no tiene como. mantenemos el anonimato. así te ponemos: el amigo de texas. embúllate. que tienes muy buenas ideas.