junio 03, 2008

Usos horarios

El País prosigue la tradición de publicarle a Mauricio Vicent todo fiambre que remite desde La Habana, al aparecer por correo a caballo. Esta vez Vicent se valió del pueril ardid de jugar con los tiempos verbales. Luego de titular en presente: «La población cubana decrece por tercer año consecutivo», para guardar la apariencia de noticia, metió este descaro: «En 2008, por tercer año consecutivo, la tasa de crecimiento poblacional será negativa. Una tendencia que se mantendrá en los próximos años, según los expertos». El informe de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba (ONE) fue abordado ya por El Nuevo Herald el pasado 10 de marzo. Vicent no añadió nada nuevo; como la ONE subrayó que «la tendencia se mantendrá hasta el 2025», Vicent podrá colar 17 reportajes del mismo corte. Y contará siempre con blogueros que no vacilarán en enlazarlos.
Ilustración: © Garrincha

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ferrer también tocó a Mauricio

Los Miquis de Miami dijo...

y bien tocado.

Popota dijo...

¿no creen que es hora de recoger firmas y protestar ante la dirección de El País por la parcialidad y vagancia de este corresponsal? A ver si le dan una patada en el culo. Como exilio, hay que buscar nuevas formas de hacernos oir más allá de los blogs y los medios cubanos.

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

Cubaencuentro va por la misma honda,ademas de que publico lo del tercer year via El Pais, como new,

hoy anuncio (la novedad)que se dice que le retiraran los carne de identidad a los que abandonen el pais, ...

saludos

Anónimo dijo...

Bueno, y si alguien se va de Cuba, para que quiere el carnet de indentidad, da lo mismo, para lo que este sirve.

Taoro dijo...

-El Pais se comio el pastel que le frió Mauricio......
-Quien yo?.....Yo he sido.
-Y quien fue?
-Juan Jose Fdez.
-El Pais se comio el pastel que le frió Juan Jose......
-Quien yo?.....Yo he sido.
-Y quien fue?......

Manuel dijo...

A este personaje lo conocí personalmente en La Habana. Le hice un favor pasándole unos datos macroeconómios sobre los que estaba trabajando en la Embajada de España.

Curiosamente fue el único corresponsal que no publicó la golpiza que me dieron -junto a Darsi Ferrer- en la Marcha del día 10 de diciembre. Prefirió mandar un artículo sobre la buena dirección que está tomando el Gobierno en materia de DDHH.

Al conocerlo me pareció un cretino. Me equivoqué. Es un hijo de puta vendido.