junio 09, 2008

¡Gracias, Mariela!


Por aquí un adelanto de lo que pudiera venir, gracias a las gestiones de la preferida.

Foto © AFP

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos maricones cubanos son los mas descarados que hay en el mundo,lo que viene no es facil para el pueblo cubano con estos exhibicionismos, mas corrupcion de la que hay.

Eufrates del Valle dijo...

La dictadura geriatrica preparando a su futuro, la Castrica...

Cubalibre dijo...

Despues de la aprobacion de las operaciones transexuales el "presidente" sera la primera "presidenta" de Cuba.

Iskan el Cubano dijo...

A mi no se me ocurre que motivos tendría un heterosexual para exhibir su heterosexualidad.

Pero definitivamente no encuentro ningun motivo para que se exhiba la homosexualidad.

Lo unico que falta es que recomienden a los chamacos en las escuelas la homosexualidad como opción cool...

Le ronca...

Anónimo dijo...

Me he quedado perpleja, sin palabras, no se ni cómo caificar mis sentimientos: atrasada, con prejuicios? Es difícil, mas, siendo madre

amazing dijo...

No había visto el video.Qué horror!

Estos miquis publican cada cosa!


Esto lo hacen para desprestigiar a los cubanos.

Y a Mariela que la recojan, esta subiendo la nota.
Fidel donde estás?
si él estuviera no habría este relajo.
dios nos salve!

Isis dijo...

Más allá de la instrumentalización totalitaria, hay un sesgo proveniente de otros estadios no-totalitarios del que el régimen se ha apropiado con una habilidad nada desdeñable, desgraciadamente.

de la Cova dijo...

Alfredo Pong lo comentó en
http://www.latinamericanstudies.org
/pong/TIRA-318-WEB.jpg

Anónimo dijo...

Pero si esta historia esta buenísima tiene de todo como la película del sábado.
El marcion con acento en la ó viejo que parece una iguana vive en Miami, el jinetero vio las cadenas y se le tiro y se hizo el enamorado, la iguana después de 5 meces violando las restricciones de viaje o con permiso "religioso" (seguro de Bertone) volvió a Cuba para llevarle el anillo de oro al jinetero, que le prometió amor eterno con la esperanza que la iguana lo saque del infierno.
La historia esta patética, tiene sexo pagado, prostitución, violación del embargo y restricciones de viajes, no que la humillante situación de un joven cubano que se prostituye a otro cubano viejo y horrible por la necesidad, que se usa su dinero para compar el amor de los pobres cubanos de la isla.