junio 01, 2008

Raíces


Me invitaron a un concierto de Hansel y Raúl en Miami. Es un dúo de exiliados cubanos que desde los 70 están en los escenarios, incluso hasta con un Grammy entre sus premios. Me llamó la atención como personas de diferentes generaciones disfrutaron su música. Si estuvieran en la Cuba de hoy, no sé si llenarían un teatro. Tal vez por la novedad. Pero no por su estilo. Para muchos en la Isla, este formato de charanga es cosa de viejos. Tuvo que venir Oscar D’ León en los 80 a recodarnos “La Mata Siguaraya” o “El que siembra su maiz”. A finales de los 90, otro extranjero, Ry Cooder, armó el Buena Vista Social Club, rescató a figuras olvidadas y relanzó una música que solo aparecía en aquellos Album de Cuba, De la Gran Escena o en alguna que otra instalación turística. Es curioso como en la Isla, a pesar de todo el cerco de Fidel Castro durante varios años a algunos exponentes y ritmos de la música extranjera, los grupos de mayor auge son aquellos donde la timba más agresiva, esa que combina de todo como un ajiaco, se hizo presente. Mientras tanto los cubanos a sólo 90 millas conservaron, defendieron e interpretaron esas raíces de la música nacional como pocos. No tengo nada en contra de la timba. La disfruto como muchos. Tampoco es que me maten Hansel y Raúl. Vine a descubrirlos en esta presentación. Igual no creo que si porque los de allá se abrieron aún más a las experimentaciones y fusiones, son mejores que los de acá, más propensos a defender ese estilo musical de los 40-50, con las influencias de aquella salsa de la Fania All-Star y los que vinieron detrás. Solo que mientras escuchaba su música, me preguntaba por qué esta manía de los seres humanos de tener que estar lejos de las cosas para aprender a valorarlas mejor. Y en esto el exilio de Miami lleva una cierta ventaja sobre quienes teniéndolas a su lado en la Isla, no se dan cuenta de que existen. Ni tampoco hacen mucho por descubrirlas.

Foto: En su etapa de la Charanga 76.

10 comentarios:

Ernesto G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ernesto G. dijo...

En Cuba, la timba me parecia una mezcla caotica de sonidos. La musica mas tradicional de afuera me parecia mas elegante y menos caotica.

En el exilio, la timba me ha deslumbrado con su riqueza de sonidos y su complejidad. Pero la salsa me parece desabrida y francamente me aburre.

A.T. dijo...

Buen post. Lo de descubrir o no descubrir es relativo. En Cuba algunos de nosotros odiábamos la charanga y cualquier cosa que oliera a cubano (incluyendo los trobosos, salvo excepciones). No es que fuéramos tarados (que lo éramos) es que cuando le empujas a uno las cosas, empalagan. La distancia te permite evaluar mejor. Hansel y Raul sonaron fuerte a fines de los 70 y principios del 80. Era algo nuevo (incluso para la charanga cubana) porque mezclaba corriente pop... el sonido era suave, con melodías pegajosas. En NY había una fiebre de charanga en los 80 tempranos. La Novel, La Casino, etc. Las formas vienen y van y eso tú (o ustedes) lo saben.
Saludos.

Anónimo dijo...

Oh,dios mio no me recuerden los tiempos de la musica que no habia quien bailara 80-90 tenias que ir armado con un machete para poder bailar la guaperia y la chusmeria
invadia el lugar .Daba pena agena,hasta los cantantes de los grupos incitaban a la guaperia barata y chusmeria despues de haber logrado de tomarte una cerveza a base de empujones y broncas.Sean realista la timba es signo de chusmaria barata.

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

Hansel y Raul pusieron de moda Maria Teresa y Danilo, Caramelo a kilo, y varias otras en los 80 en Cuba, por supuesto en el circuito cassete...

saludos

Anónimo dijo...

fuera de cuba se difruta mas
la musica cubana que hasta en el propio cuba.En cuba tienes que ser
guapeton para poder a los bailables

el otro dijo...

Si creo que Hansel y Raul llenarian cualquier plaza en Cuba. Por Dios, si Alfredito Rodriguez lo hace y alli la gente por tal de divertirse lo mismo va a una rumba que a un velorio. Recientemente ofrecieron un concierto en el Dolphin Stadium, habrian unas 15,000 personas y todo el mundo bailo.

Anónimo dijo...

Miquis: El Jeraldo hoy no pone ni una nota de aclaración por la pifia de ayer. En cambio, enumera -en recuadro- un montón de premios Sunshine que se han ganado y fiestón en hotelón para celebrarlo. Quiero pedir trabajo ahí. Conocen a alguien?
machetico

A.T. dijo...

El otro: Alfredito Rodríguez... qué musicazo. Tremendo pianista, y además socio y francófilo. No me des cuerda. Y ahora que los mencionas, Alfredito tocó con la Charanga 76.

Anónimo dijo...

Se confundieron de Alfredito. El balsa piensa en uno y el yuca en otro. Están trocados.
mach