septiembre 08, 2007

LO CUBANO EN LASA


La ponencia que más me gustó fue «Moral y género en el mundo friki», de Teresa Díaz Canals. Luego explicaré por qué. La velita que encendí no dio resultado: Concepción Nieves Ayús voló a Montreal y moderó el panel acerca de Estado, sociedad civil e igualdad social en Cuba. Aquí se explayó sobre «la continuidad y renovación de los actos de repudio», digo: «de los mecanismos de consenso». Hay que quitarse el sombrero ante los cubiches inspirados por este viajecito al Canadá. Martha Jiménez (UNEAC) se bajó con «Lo cubano en la escultura contemporánea de… ¡Marta Jiménez!». Reina María Rodríguez transfiguró su azotea en puesto académico de observación: From the rooftop se tituló su trabajito. Miguel Barnet vino con barniz de la UNESCO para colarse como moderador del panel sobre tabaco, lectores y literatura. A cuatro «lámparas» de la Oficina Nacional de Estadísticas se les encendió el bombillo y fueron a exponer en seco «el uso del condón». Juan Orlando Pérez llegó disfrazado con chaleco inglés por la Universidad de Sunderland y habló nada menos que de «la representación del cambiante liderazgo en la prensa cubana». La mayoría siguió el camino trillado; por ejemplo: Graciela Chailloux (Universidad de La Habana) organizó el panel «De dónde son los cubanos», tras resolver con el canadiense Robert Whitney (Universidad de Nueva Brunswick) presentar de conjunto «British subjects y pichones», es decir: darle caché académico a dos o tres anglos registrados como emigrantes a la Isla junto al molote de «gallegos» y chinos, negros antillanos y judíos...

Foto: © 1998 Andrés Walliser. Reina María en su azotea de La Habana. No se sabe aún cómo soportó el frío que pelaba en the rooftop de Montreal.