septiembre 12, 2007

¡Solavaya!


Alarcón jura por su madre que no será el sucesor del ¨Moribundo Nacional¨.


Castro y Alarcón escuchan a Jimmy Carter en la Universidad de La Habana, Cuba el 14 mayo de 2002. Foto de Gregory Bull

3 comentarios:

Güicho dijo...

Tuve que llamar a Alarcón porque me dejó intrigado ese artículo. No vi la claridad, la nitidez habitual del sagaz político cubano.
He aquí lo que me dijo.

P: Es cierto que no quiere ser Presidente del Consejo de Estado?

A: Nada más lógico. El compañero Fidel es insustituíble.

P: Esa no fue la pregunta, queremos saber si Ud. no quiere ocupar el puesto?

A: Vea, es natural que nadie se preste mejor que este servidor para asumir la función de defender nuestro pueblo en este complejo mundo globalizado y continuar con su desarrollo económico y social. Pero si me planto de candidato, Raúl arrancaría el güevo que me queda.

P: No sabíamos. Sólo tiene un güevito?

A: Bueno, sí, pero es bastante grande...

P: Es un güevón?

A: Yo no diría eso. Tenemos dificultades, quién no? Pero se resuelve.

P: Claro, mejor con un güevo que sin intestino, cierto? Puede confirmarlo?

A: Mire, yo presido el parlamento cubano. Y este órgano, con esfuerzo, puede funcionar. A pesar de los contratiempos y accidentes que suceden...

P: Entonces fue un accidente? Tuvo que ver con el otro accidente del intestino de Fidel?

A: Somos dos generaciones diferentes. Yo tengo 70 años, y Fidel 81. Aunque nos unen los mismos objetivos.

P: Los dos llevan una bolsita, es eso?

A: Más bien la búsqueda de la justicia y la solidaridad humana.

P: Entonces le donaría un pedazo de intestino al Comandante?

A: No apostaría por eso.

P: Sr. Alarcón, muchas gracias su tiempo.

Anónimo dijo...

Brother, tienes mucha razón, el cabezón de Alarcón no tiene c...... para dirigir ese país. Solo para darse sus viajecitos, hablar de los espías y de los americanos y fumar sus tabaquitos. El hombre fue muy sincero contigo,je,je,je.

garrincha dijo...

carter no había puesto un pie en el avión, sus sureños oídos aún bajo el traqueteo de hassan, cuando quién-tú-sabes ya estaba armando el jelengue para lo cambios en la constitución, que libre y voluntariamente pidió el people del cayo.
si la misma prestancia y agilidad la tuviera para resolver otras cosas... pero no, en su finca hay que hacer lo que él diga cuando lo diga.
pero esto no es nada nuevo.
no sé para qué cojo cuerda.