noviembre 12, 2007

El quejido de Marrero

El desvergonzado Juan Marrero (foto), "relacionista público" del Partido Comunista y vice presidente de la UPEC, se queja de que no lo dejan entrar a los Estados Unidos a ver a su madre moribunda. El "grisáceo" periodista nunca ha escrito una línea sobre sus colegas que viven en el exilio y no pueden ver a sus familiares en Cuba. Ahora que le pisaron los callos, Marrero debería abogar también porque se permita a todos entrar a la Isla. Nadie tiene derecho a separar las familias.
Aquí pueden leer su quejido y aquí su "repercusión" en...Guatemala.


11 comentarios:

Pucha Cartepillar dijo...

Para empezar con la subversión, ostracismo se escribe así y no con s. Por lo demás, los derechos no distinguen: no debían haberle negado la entrada a Marrero

Fantomas dijo...

no hay mejor comunista bueno que el que esta muerto, y la madre tambien
pal foso

Celia Cruz pudo ?

Anónimo dijo...

Lo que sucede es que averiguaron que, en realidad, ese engendro no tiene madre, y por eso no consideraron que había que darle el permiso. Requetebien negado. Los comunistas e hijos de puta NO tienen derechos.

Anónimo dijo...

Que pena.No sabia que este personaje tenia madre. No estara confundido al ver a las Damas de Blanco caminar por las calles de Miramar ?
Hacen bien los gringos en no dejarlo entrar. Celia tampoco pudo ir a ver a su mama..De donde saco los 93 dolares, o se los dio Abel el Prieto.

Güicho dijo...

Tremenda conmoción en Guatemala!

La cruel negativa de visado imperialista al corifeo cubano del periodismo internacional causó la indignación de los indios de la comunidad de El Quiché.

Lamentablemente no entendieron correctamente la noticia, porque no tienen quien les traduzca del castellano al maya. Como resultado del malentendido, en la tarde de ayer cerca de 150 compañeros cafetaleros se presentaron en el banco de semen de El Quiché con el objetivo de hacer una donación solidaria para el compañero periodista cubano.

Los compañeros de la ONG Vorime Papre (Vote Rigoberta Menchú Para Presidenta) anunciaron esta mañana, con gran satisfacción, que la donación ya está en camino a La Habana. Le llegará a su destinatario en un termo con una combativa tarjeta que reza:

¡Abajo el Imperialismo!
¡Un litro para Marrero!

analista dijo...

¿Este no es el que se pone en cubaperiodistas.cu a escribir editoriales contra los EEUU? ¿De qué se queja entonces? Hace Cuba Cuba botó del país a un corresponsal extranjero por no publicar de acorde a la anuencia del gobierno. ¿Dónde estaba este defensor del periodismo?
Vivir para ver y ver para creer. Serán descarados!

Anónimo dijo...

Estimados Miquis,
muy buen post, como todos aquí. Ustedes, que se las saben todas: ¿cómo se llamaba el muneco de Centurión? Les agradecería me dijeran, que no me acuerdo.
Gracias.

Güicho dijo...

El muñeco de Centurión se llamaba Pánfilo.

Anónimo dijo...

Francisquito, asi se llama el muñeco de centurion

Güicho dijo...

Pelencho

Güicho dijo...

Francisquito es ciertamente el correcto.