noviembre 07, 2007

Aserrín de Pino-tea

Por haber sido brigadier de Castro y hablar con cierta fluidez su idioma natal, Rafael del Pino pudo decir lo que le vino en ganas por los medios de Miami. Así mismo lo hicieron quienes discrepan de sus opiniones y tienen en baja estima determinados pasajes de su biografía. Pero su esperada réplica no sobrevino en los propios medios, sino en los tribunales. Para anunciarlo Del Pino recurrió a su compañero de ruta Inmundo García. Al parecer la súbita nostalgia por el «compañero ministro Raúl Castro» entorpece su asimilación de la cultura americana de la discusión pública, que el caso Parsons contra Age-Herald Publishing Co. (1913) sentó ya sobre este pilar jurídico: «las afirmaciones erróneas son inevitables en el debate libre y éste debe ser protegido a efectos de preservar la libertad de expresión». Por lo demás, la demanda del aviador pinareño tiene que ajustarse al precedente The New York Times contra Sullivan (1964): si considera que hubo alegaciones falsas o difamatorias en el programa A Mano Limpia (Canal 41) u otros, Del Pino tiene que probar la intención o imprudencia criminales (actual malice) de Oscar Haza, sus invitados de la Brigada de Asalto 2506 y el resto de los implicados, es decir: que se habló sobre el brigadier castrista con pleno conocimiento de falsedad o temerario desinterés por la verdad. Algo que ni siquiera se tuvo en cuenta cuando el propio Del Pino le metió al vicepresidente de los Estados Unidos, como anotó el presidente Reagan en su diario (junio 30, 1987), la guayaba de que «56 mil cubanos habían desertado en los últimos tres años». Hay que reconcerlo: esta revolución [la americana] es más grande que nosotros mismos.

15 comentarios:

Ana la Cubana dijo...

Del tal palo, tal astilla. No podría esperarse otra cosa de un mequetrefe que va a la televisión con gafas de sol y ensucia la página de opinión del Herald con galimatías sobre Yenán y Mayabeque.

Anónimo dijo...

¿Saben una cosa, Miquis? Aparte de lo despreciable que es Del Pino como persona, lo que más me llama la atención de él cada vez que "escribe" (por decirlo así) algo en El Herald es la profunda vulgaridad de su prosa. El señor (curiosamente, para una persona con un cierto roce y bastantes años) se expresa como alguien de la más ínfima educación y poco intelecto, a juzgar por lo pedestre de sus expresiones, lo básico y ordinario de sus ideas, y lo burdo, superficial de sus cavilaciones políticas. Eso siempre me llama la atención. Hay algo en su estilo que produce un profundo rechazo para las mentes un poco menos oscuras.

Anónimo dijo...

(El mismo Anónimo de la nota anterior).

Excelente comentario el de ustedes. Justo y justamente mordaz. Aunque a veces me dan ganas de cogerlos por el cuello a ustedes, éste es mi blog favorito. Gracias.

Anónimo dijo...

Anónimo del las 23:56 nos gusta esa relación "amor-odio" que tienes con nosotros..
Gracias por el elogio
Un abrazo
Los Miquis de Miami

Dario Guitar dijo...

El brigadier Del Pino es un tropero sin instrucción más allá de los manuales soviéticos. Por eso su estilo es repulsivo para muchos. Ahora está montando el acostumbrado circo castrista de aprovechar las armas de la democracia contra la democracia. Eso de valerse de Inmundo me huele a directiva de la contra-inteligencia.

Felix Perez-Milian dijo...

Parece mentira que reaccionen así contra el general Del Pino, una gloria de la carrera militar. Y que traten de pasar como hombre inculto al autor de varios libros sobre epopeyas militares. Vuestro miquismo tiene el tufo de la mafia terrorista e intransigente de Miami. Ustedes son miquitos que hurgan en los tanques de basura de Posada y su comparsa. Más respeto para Edmundo García, cuya labor periodística es encomiable.

Anónimo dijo...

El tal Felix esta reaccionando de la misma manera que lo ha hecho del Pino atacando a todo el que no piense como el. Esto a lo que huele es a "Aroma de Pino"

Anónimo dijo...

Se supone que en la demanda de Del Pino se pide al juez que evite cualquier "hate speech" durante el tiempo de decisión. Como Miguel Cossío es uno de los acusados -y además está detrás de este blog-, lo más recomendable sería que los Miquitos se quedaran callados sobre el tema durante el tiempo que se toma el juez en decidir.

Anónimo dijo...

Con el $ que Del Pino piensa obtener con la demanda, comprara un avioncito para regresar de nuevo a su lugar, ese lugar de donde nunca debio salir?

Muy bueno este post.

Gracias -again- Miquis....

Eufrates del Valle

Los Miquis de Miami dijo...

El anónimo antes de Eufrates del Valle is wrong. Miguel Cossío no está detrás ni al lado ni delante ni arriba ni abajo de los Miquis. Por lo demás, aquí hablamos de quien nos da la gana cuando nos da la gana, siempre sin actual malice.

analista dijo...

La culpa la tienen todos los medios masivos de comunicación. ¿Por qué dejan desfilar a los agentes "Otto", a Alcibíades Hildalgo, a las nueras de Nosferatu y a todos los camajanes que cuando perdieron las prebendas se fueron a vivir bien para el extranjero por sus medios? Los debieran haber condenado al silencio y a la nada. Pero no, les extiende la alfombra roja y los reciben con vítores.

Anónimo dijo...

Analista eso es una santa verdad

Güicho dijo...

Eso mismo es, Analista, pero hay que joderse, porque chismes sell.

Barbiquí dijo...

La grandeza de Occidente consiste en que hasta sus enemigos pueden dar testimonio y, como sugiere Güicho, ningún medio dejaría de darle espacio al Diablo para que cuente cómo son las entrañas del Infierno. Los victimarios castristas tienen esa ventaja noticiosa: saben (y a veces inventan) chismecitos del Diablo, mientras que el común de las personas solo puede exhibir las quemaduras

Anónimo dijo...

Bueno, lo que me llama la atención es que hace 20 años que Del Pino llegó a este país, con la proteccióm del gobierno de USA, de Reagan etc. y que escribía de vez en cuando en periódicos y daba entrevistas y jamás, jamás, esos que ahora dicen que siempre fué lo peor, hablaron mal de él ni lo denunciaron. Todo lo contrario. Pero ahora Del Pino escribe algo que no les gustó y de pronto "se acuerdan" del historial de Del Pino. Lo que antes citaban para destacar su importancia y el golpe que representó su fuga para el régimen de Fidel Castro, ahora lo sacan para destacar lo "despreciable" que es Del Pino. Eso dice más del descaro y falta de principios de muchos cubiches oportunistas que de lo que es o no es Del Pino.

Hablando de algo parecido, escuché muchas veces a Martha Flores referirse a la madre de la niña cubana en disputa en los tribunales de Miami, como una mujer que está "loca de la cintura pa'abajo" "ha tenido cinco maridos que se le conozcan" y esto lo decía cada vez que algún oyente mencionaba a esta mujer. Pero ahora, después que la mamá de la niña cambió el discurso, ahora la Flores dice que: "la verdad, se viste de una manera muy recatada, esa es la verdad". En fin, que partía de gente lengüina, baja e hipócrita son estos inferiores cubiches. Y yo soy cubano 100%, pero no de la misma calaña.