mayo 04, 2008

Tingo talango (II)

Un comentarista del post «Para entender a Rojas» avisó que venía «una serie sobre los mitos de la revolución». Este domingo Rafael Rojas entregó el tercer capítulo: «Invención de una guerra». Por el título cabía esperar revelaciones; por ejemplo, que así como Fidel Castro fue un invento de Herbert Matthews, el propio Castro inventó la guerra de guerrillas tras el naufragio del Granma. Sin embargo, Rojas echó mano al cuento gastado de Castro dándole la impresión a Matthews de contar con más del doble de la tropa real, e hizo esta anticipación superflua: «Ya hablaremos sobre la leyenda de los 20,000 [muertos]». Dicha leyenda ha sido desmontada con celo por el Dr. Armando Lago (Archivo de Cuba) y comentada con agudeza por Enrisco. Al cabo Rojas concluye «que la tendencia al control de un movimiento plural se manifestó, desde un principio, unida a la exageración de la fuerza militar». ¡Como si aquel control no estuviera implícito en la voluntad del poder y esta exageración frente al enemigo no fuera regla del arte de la guerra por lo menos desde los tiempos de Gedeón! Así y todo lo más deprimente es el otro ejemplo de cómo Castro exageraba: la escaramuza del Uvero. Rojas cita la historia nada canónica del Che Guevara para contraponerla a «un testimonio de Castro, referido por Franqui», de que cien rebeldes liquidaron «a ¡más de trescientos soldados batistianos!». Viniendo de Carlos Franqui parece temerario endilgarle esta exageración a Castro antes que al cuentero mismo. Si desde el poder, como afirma Rojas, la egolatría o narcisismo «se convirtió en lógica de Estado», el prurito de hacer cuentos arraigó bastante entre los demás. Y si esta es la senda por donde transita la desmitificación anunciada, entonces tendremos a mano otra prueba de que Adorno y Horkheimer estaban en talla: la ilustración y el mito se tornan indistinguibles.
Ilustración: María Ferro: El ingenioso de esta mancha (2005)

54 comentarios:

karilda dijo...

Siguen los Miquis cogiendola con Rojas. Tengo la impresion de que esto lo escribe una novia despechada.

Fray Candil dijo...

Por el contrario, Karilda, los miquis cumplen aquí la función de perro guardián, y si Rojas tiene una serie de artículos merece una serie de críticas

Dr. Beato dijo...

Me parece que Rojas está fuera de contexto. Está escribiendo una revisión de la historia de Cuba en El Herald como si fuera para lectores de La Habana o Madrid. Aquí la historia es que Matthews era agente de la KGB y Castro también. El dinero venía de Rusia y sus agentes en los Estados Unidos, que presionaron para cortar el suministro de armas a Batista.

Jorge Salcedo dijo...

Miquis, para tener razón hace falta tener razón, saber defenderla y que te la quieran dar. Muchos intelectuales cubanos se olvidan de esas dos últimas condiciones. Claro que cualquier lector informado sobre la historia de Cuba conoce la anécdota de Matthews, la exageración de las escaramuzas guerrilleras y de los viente mil muertos, y también, aunque en menor medida, el acaparamiento protagónico de la oposición a Batista que Fidel logra imponer como percepción colectiva en el relato del período que él mismo construye, sobre todo en sus discursos de 1959. Pero una cosa es "tener noticia" y otra cosa presentar de manera convincente todos estos eventos ante un público más amplio. No me extrañaría que Rojas tenga aquí mucho más éxito que otros intelectuales cubanos. Averiguar por qué quizás sea más productivo que el contrapunteo forzoso a cada uno de sus artículos, al menos cuando no hay nada o muy poco que objetarle. No es siempre el caso, pero hoy sí. En mi MODESTA opinión.

Anónimo dijo...

Así, hay un miqui que la tiene cogida con Rojas..¿envidia? Eso parece, cada vez mas.

Orto pédico dijo...

Coincido con fray Candil en que si Rojas escogió el Herald para una novela histórica por entregas dominicales hay que seguirle el rastro. Ahora mismo recurrir a Franqui como fuente de segunda mano para dar un testimonio de Castro es indicio de cojera

Juntadera militar dijo...

Estimado Salcedo:
Venir al Herald con la "invención de la guerra" para dar el relato que nos ofreció Rojas es lamentable. Un título que no se justifica en el texto es uno de los más crasos errores del periodismo de opinión. Dicho de otro modo, no hay que dar tantas vueltas para decir que Castro siempre exageró y mucho menos esgrimir el ardid en la entrevista con Matthews, que fue una calculada jugada táctica propia de la guerra.

Cantinerito dijo...

Caballero, vamos a dejarnos de tanta bobería. Que el Herald le dé un espacio a Rojas para estas disquisiciones no tiene nada que envidiarle a Bohemia dándole una página a los poemas de Juan Almeida

Anónimo dijo...

La oficina OCSE (Office of Child Support Enforcemente) puede asistirle en cobrar la orden de sustento en dondequiera que resida el padre del nino, en cualquier lugar de los Estados Unidos y aún en ciertos países del extranjero.

La mejor manera de cobrar el sustento es retener la cantidad directamente del salario, tal como se retiene cierta cantidad para pagar impuestos. Muchas órdenes de sustento requieren que el empleo retenga la cantidad ordenada y que la envíe a la oficina OCSE. Su oficina local puede indicarle cómo esto se lleva a cabo.

Si el pago está atrasado, se cobra la cantidad que se debe al reembolso de la declaración de impuestos federales y estatales. Las leyes estatales pueden permitir reclamar las propiedades personales o de bienes raíces, obtener ordenes para retener y entregar propiedad, para su confiscacion o para venta de propiedades, cuyas ganancias se utilizan para pagar la deuda del sustento del niño. Los estados pueden informar a los buroes de crédito acerca de las cantidades pendientes de sustento del niño. Muchos padres se ponen al día con sus pagos del sustento para evitar perjudicar su crédito.

Milena dijo...

Efectivamente Karilda, los mikis son novias despechadas.

Pindanga dijo...

Asere, ¿y esa descarga del anónimo anterior a Milena?

Jorge Salcedo dijo...

Juntadera, como ya citaba más arriba, no basta tener razón, hay que saber defenderla y que te la quieran dar. Y, por supuesto, no se la puede defender ni granjear uno muy bien pensando que "no hay que dar tantas vueltas para decir que Castro siempre exageró…", etc. La verdad es que sí hay que dar tantas vueltas y, si acaso, algunas más. Uno puede decir que Castro siempre exageró, o lo que nos venga en gana decir, pero eso no convence a nadie, por más cierto que sea o que nos parezca a nosotros. El hecho de que estemos convencidos de algo y hasta el que tengamos pruebas para sustentar nuestro convencimiento no se traduce automáticamente en un argumento convincente y bien fundamentado para otros.

Creo que la objeción que se le pone al artículo de Rojas parte de la premisa gratuita de que éste —el artículo— forma parte de una historia novelada de la revolución o de un trabajo académico de envergadura. A menos que el autor haya dicho o dado a entender tal cosa, no veo por qué aceptar tal premisa. Juzgado en el contexto de un artículo de opinión más bien breve, me parece que sí funciona. La invención de la guerra fue la invención de Fidel Castro como el único, imprescindible, indiscutible líder de la Revolución. Los pasajes que Rojas menciona en su artículo apuntan a la supresión directa o indirecta de la pluralidad de protagonistas del movimiento insurreccional, con la correlativa exageración del papel de la guerrilla, y por supuesto del propio Fidel. Afirmar luego que la egolatría de éste se convirtió en lógica de estado con el triunfo de la revolución, me parece otro acierto. No porque sea una primicia, que no lo es, sino porque proyecta efectivamente la imagen que se acaba de dibujar en el contexto de la lucha insurreccional hacia el momento posterior del triunfo revolucionario.

En fin, no creo que los Miquis tengan una objeción de fondo al artículo de Rojas, y me parece poco saludable tener que decir algo en contra a toda costa, inclusive cuando se tiene nada o muy poco que objetar.

maestro dijo...

El articulo de Rojas es un refrito de fuentes secundarias. No aporta nada nuevo. Lo que ha escrito no lo aceptan como asignacion en una clase de historia del Miami-Dsde College. Yo le hubiera dado una nota de D-.

Anónimo dijo...

en fin : Rojas es un invento mas, que toca de oido en la orquesta. Hay muy pocos musicos de papeles.
Que escribe en el Herald, jajaja, ya lo dijo el Gran LIder Mas Canosa : YO NO CREO EN EL HERALD !

Anónimo dijo...

en fin : Rojas es un invento mas, que toca de oido en la orquesta. Hay muy pocos musicos de papeles.
Que escribe en el Herald, jajaja, ya lo dijo el Gran LIder Mas Canosa : YO NO CREO EN EL HERALD !

Diavolo dijo...

Otro patetico intento de los Miquis de descalificar a Rojas con una transparente aplicacion del reducctio ad ridiculum.

Esta serie de Rojas se publica en un PERIODICO, dirigido a una audiencia general y es perfectamente legitimo (e iluminante para muchos) que mencione el ardid de la entrevista de Matthews, como otros hechos que el Miqui califica, con un enorme (y fingido) bostezo como deja vu, o deja lu.

En esta entrega Rojas en pocos parrafos magistralmete presenta y establece su tesis, que durante un año la guerra no fue mas que un invento, y que Castro hizo lo posible por exagerar la actividad militar y con ella su propia importancia como factor en la lucha contra Batista.

Si el Miqui busca descalificar a Rojas que traiga un solo argumento en contra de sus tesis y deje el truquito barato de fingir aburrimiento -- reaccion que evidentemente algunos aqui compran como invalidacion de Rojas.

Moreno Fraginals dijo...

Diavolo, me parece que los miquis dieron ya el argumento. Castro no inventó guerra alguna, porque su propia cronología habla de los combates de La Plata y Uvero. Y saca bien la cuenta, porque de diciembre del 56 a mayo del 57 no va un año. Tupir a Matthews redoblando artificialmente el número de la fuerza rebelde es táctica militar legítima, pura desinformación calculada del enemigo. Pero la clave de los miquis aquí es desbaratar el ejemplo que dio Rojas sobre la exageración, por lo demás sabida, de Castro: un testimonio de oídas de Carlos Franqui ¡Por favor!

Anónimo dijo...

Sigan miquis, dandole publicidad a Rojas. El seguro se los agradece jajajaja

Sal-Cedo dijo...

Hay una objeción de fondo, Salcedo y compañía, sobre la invención de la guerra: que Castro y su historiógrafo Che Guevara hayan inventado y divulgado acciones combativas que no fueron. Pero Rojas no da contraejemplos, sino que se ciñe a la historiografía castro-guevarista: La Plata y El Uvero, después del bautismo en Alegría de Pío. Castro no inventa la guerra, sino que exagera ante Matthews el número de sus tropas como ardid clásico de los jefes militares para desinformar al enemigo y ganar resonancia mediática. El otro ejemplo que saca Rojas es infeliz: un dicho de Franqui, como aquel de que Castro apretó el botón del cohete ruso que tmbó al U-2. ¿De qué guerra inventada se habla?

Jorge Salcedo dijo...

Bueno, esta mañana no tengo tiempo para esto, pero repito que no hay objeciones de fondo. Todo el post se basa en la expectativa infundada de que los artículos de Rojas van a incluir revelaciones desmitificadoras y que, como no las incluyen, son irrelevantes —tingo talango, estribillo de guaracha… Con ese rasero, no queda títere con cabeza en las columnas de opinión de ningún periódico. Éstas ofrecen, cuando más, una interpretación inteligente sobre hechos conocidos.

La monopolización del crédito y la iniciativa en la lucha contra Batista por parte de Fidel Castro es un proceso central en el fenómeno de lo que conocemos como Revolución. Rojas hace bien en señalarlo y en apuntar algunos de los procedimientos que Fidel usa para ello. Los Miquis sugieren que quizás fuera más revelador decir que Fidel es un invento de Matthews y la guerra de guerrillas un invento de Fidel. No lo creo. Fidel es un invento de Fidel y ese invento lo logra como Narrador en Jefe, intérprete del presente, el pasado y el futuro de la nación ante una audiencia embelezada y propicia, sea Matthews, Carlos Franqui, los muchachos de Princeton, the American Society of Newspaper Editors, los delegados de la ONU o el pueblo cubano en la Plaza. Lo fascinante es la predisposición de la audiencia para creerle y el buen tacto de aquél para darle a cada uno lo que quiere escuchar.

Por último, contraponer la versión de Guevara a la que Franqui le atribuye a Fidel sobre el ataque al Uvero, también es válido. Para un jurado imparcial, las versiones encontradas entre gente de un mismo bando son mucho más reveladoras que las versiones encontradas entre bandos opuestos. Quizás la versión que Franqui le atribuye a Fidel sea del propio Franqui, como sugieren los Miquis, pero el burden of proof está en quien hace la acusación.

No tengo más tiempo para esto. Bienvenido el debate con quien sea. Pero más sustancia y menos ojeriza. No es mucho pedir ni está fuera del alcance.

Ríos Chaviano dijo...

Pero por fin, Salcedo, ¿cuál es la guerra inventada que nos anunción Rojas en el título?

Jorge Salcedo dijo...

La guerra inventada es la guerra narrada en versión fidelista. Y así con todo lo demás.

rojista dijo...

¿Sabía el miqui obsesionado con Rojas que Batista había tratado de negociar con los asaltantes de Palacio? ¿De verdad lo dabía? Yo que me dedico a esos temas no lo sabía. Siempre se aprende algo con los artículos de Rafael Rojas y es bueno que el Herald publique a un académico como él. Ojalá otros académicos hicieran lo mismo.

Diavolo dijo...

100% de acuerdo con Salcedo. Aqui hay un problema de expectativa infundada, aunque hay que agregarle que el tono despectivo de la critica del Miqui sugiere -- y es mi opinion -- una agenda que transciende el puro interes academico en elucidar la materia.

Fraginals hace bien en señalar el unico argumento con sustancia que ofrece el Miqui contra Rojas, que es darle credibilidad a Franqui, pero Salcedo dice bien que el burden of proof lo tiene el Miqui, quien debe demostrar que su seleccion del mas creible no esta hecha de la misma manera que, segun el, la hace Rojas: porque es la que mas conviene a su punto de vista.

Don Cosme dijo...

Salcedo, ¿qué acción de guerra en la versión fidelista dijo Rojas que era un invento? Por favor, para decir que Castro exageraba sus fuerzas no hace falta dar tanto teque. Y de las conversaciones con Menelao se ha oído hablar no solo a sus familiares exiliados en Miami, sino también a la gente de Eufemio Fernández. Lo que pasa es que tal episodio no tiene que ver con la guerra inventada, sino que trata de presentar a Batista como político en 1957 después que dejó pasar la oportunidad política de su vida, que era el diálogo en 1955

Filólogo dijo...

diavolo, el peso de la prueba no recae en los miquis, porque en estas cosas las referencias no pueden ser secundarias, mi hermano. Hay que tener la fuente primaria o joderse. Rojas tiene que aprender de Tony de la Cova. Raúl Castro no disparó un tiro en el Moncada, y ahí está el tipo que le hizo la prueba de parafina. A Santamaría no le arrancaron los ojos, y ahí está el funerario Bartolomé que lo enterró con los dos. Pero desmentir a Castro por contraposición de notas del Che con relato de Franqui es hasta de mal gusto.

Rojista dijo...

Abtonio de la Cova y Rafael Rojas son dos tipos de historiadores muy diferentes y no hay por qué hacer de uno la réplica del otro. Lo que sucede con los posts de los miquis es que reducen el pensamiento y la narrativa de la historia a la desmitificación en su sentido más chato. Demandan pruebas porque confunden historia y derecho. El artículo de Rojas no trata sólo sobre la exageración militar, trata, sobre todo, del escamoteo de la pluralidad del movimiento revolucionario. No porque se sepa ese argumento deja de ser válido, sobre todo, cuando se expone con inteligencia y estilo. Es válido, entre otras cosas, desde el punto de vista político. A ver, en estos momentos, ahora mismo, ¿qué texto está contribuyendo más a la desmitificación del castrismo? ¿el artículo de Rojas o el post de los miquis? Sin dudas, el artículo de Rojas. Y, para el miqui que lo dijo, por favor, Rafael Rojas no es un ivento. Alguien que escribió un libro como Motivos de Anteo no puede ser un invento.

Diavolo dijo...

Precisamente, Rojista.

El Miqui se empena tozudamente en tropezar con los arboles y eso le impide ver el bosque. No se trata, Miquillo, de meramente listar hechos ya conocidos, sino de inducir de ellos un significado mayor.

Si Isaac Newton hubiese publicado en el Herald su recien formulada Ley de la Gravedad y señalado que la manzana que cae del arbol y el planeta que orbita el Sol son manifestaciones de la misma, el Miqui hubiera comentado algo asi como:

"Newton hecha mano a una banalidad conocida por cualquier niño de teta, que las manzanas maduras se caen de la mata y menciona la manida historia, publicada por Kepler hace 200 años de que los planetas otbitan el Sol.....etc, etc, etc, bla, bla, bla...."

Mecánico cuántico dijo...

Rojista y Diavolo, el escamoteo que hizo Castro de un movimiento plural es obvio, pero antes que indicar una guerra inventada señala que Castro supone atenerse a la máxima de la guerra como continuación de la política y aplicó las reglas de la lógica instrumental para llevarse el gato al agua. Es decir: ganó un juego estratégico. Y la comparación con Newton es desacertada, porque en aquel momento la reflexión sobre la manzana era novedosa. Ningún físico vendría al Herald a contar lo mismo como desmitificación de la mecánica clásica. Lo mismo pasa con Rojas: viene a desmitificar con cuentos de camino (la referencia de oídas de Franqui)o cuantos gastados (Castro envolviendo a Matthews). Para estar claro: ¿cuál es la reflexión novedosa de Rojas?

Diavolo dijo...

Mecanico (Herr Planck?), no veo porque tiene que ser novedoso lo que nos dice Rojas. Para mi lo que cuenta es que este razonablemente fundamentado, y el que los hechos que fundamentan sean hartamente conocidos es sencillamente irrelevante.

Lo unico cuestionable ya se ha mencionado, pero lo podemos aceptar como posible hasta no ser desmentido.

Por otra parte, el tono de la critica del Miqui no me parece apropiado.

En resumen: no se, a estas alturas ya esta pareciendo que no nos vamos a entender...

antimiqui dijo...

Yo creo que Rafael debería reunir esos artículos en un libro en una buena editorial espoñola y publicar en un apéndice los posts de los miquis. Así Miguel Fernández Díaz pasaría a la historia como el escribidor de coletillas miamenses de los artículos de Rojas.

pro-miqui dijo...

No creo que Miguel Fernandez Díaz tenga la pretensión de pasar a la historia de algún modo. Bastante hizo ya con que la historia no le pasara por arriba. Y sé que personalmente tiene previsto que su losa funeraria diga como la de Kierkegaard: aquel particular

Sub mecánico dijo...

Diavolo, no confundas, asere, el mecánico no exigió que Rojas fuera novedoso, sino que desbarató tu analogía con Newton. Y Rojas tiene la obligación de ser novedoso porque se propone ser subversivo y desmontar mito. Eso no puede hacerse lloviendo sobre mojado. Y al parecer no pinchaste el link sobre Franqui. Un tipo como él, cogido in fraganti en el brinco de atribuirle a Castro haber apretado el botón del cohete que tumbó al U-2 en Oriente no merece ser citado como fuente secundaria.

Diavolo dijo...

Submecanico (Herr Heisenberg?), Rojas quiere demostrar el escamoteo hecho por Fidel Castro y ofrece como apoyo varios hechos que nadie disputa porque son, como bien apunta el Miqui, harto conocidos.

Concedido que lo de Franqui es dudoso; los demas no. Entonces, en vista de la continuada critica a una propuesta tan sencilla y con un apoyo aceptable en los hechos (a pesar de la objecion Franqui), hay que decir con cierto grado de exasperacion: WHAT IS THE PROBLEM?

Que no es una revelacion apocaliptica? OK.

Repites que Rojas esta en la obligacion de ser novedoso. Ya Salcedo menciono que es una expectativa tuya, no necesariamente compartida por otros. Ciertamente no es un argumento contra Rojas.

En resumen: Jefe indio no comprender Sub Cara Palida Cuantico. Uff.

maestro dijo...

Rojista: La diferencia entre De la Cova y Rojas como historiadores es que el doctorado del primero es de EE.UU., donde no lo regalan por "méritos revolucionarios," como lo obtuvo Leal. El padre de Rojas fue rector de la Universidad de La Habana. En Amazon.com se nota que los libros de De la Cova fueron publicados por una editorial universitaria norteamericana y los de Rojas aún no han llegado a ese nivel de prestigio y rigor.

Rojista dijo...

El doctprado de Rojas es en El Colegio de México, donde mismo estudiaron Moreno Fraginals, Le Riverend y Funtanelas. Su tesis de doctorado "Cuba Mexicana. Historia de una anexión imposible" ganó el Premio Matías Romero de Historia Diplomática en México en 1999. Ha escrito quince libros y uno de ellos, Tumbas sin sosiego, ganó nada menos que el Premio Anagrama de Ensayo. Claro que la obra de Rojas tiene reconocimiento universitario. Y sólo tiene 42 años. Así que prepárense que su carrera apenas empieza.

Covista dijo...

Diavolo, la expectativa de Invención de la guerra se frustró en ese artículo precisamente por falta de novedad. El rojista lleva mucha razón en el vigor académico de Rafa, pero creo que su tránsito de la academia a la comunicación de masas ha sido funesto. Comparen con estos titulares: Raúl Castro no tiró un hollejo en el Moncada, Abel Santamaría fue derechito a la tumba con sus ojos intactos, Nadie le arrancó los huevos a Boris Luis Santa Coloma, y por ahí...

Rojista dijo...

Definitivamente ustedes, los miquis y los covistas, leen de la manera más simple. La idea de la invención de la guerra no sólo tiene que ver con la exageración castrista sobre la batalla del Uvero sino con los meses en que se originó la guerra. Entiendan que se trata, como anunció Castelló, de una serie que llegará hasta enero del 59. Sigan posteando que al final algo entenderán.

Milena dijo...

Rojista, acabaste con los mikis, con de la cova y demas aprendices de historiadores.
Un doctorado en el Colegio de Mexico tiene mas peso que el de muchas universidades de estados unidos.

Lupita dijo...

Milena, se aprecia que nunca visitaste ni la cafeteria de una universidad en U.S.A.

Diavolo dijo...

Covista, el problema mio con tu idolo es que no tengo ninguna fe en su objetividad o veracidad.

Conste que no tengo prueba absoluta de que haya inventado nada. Pero si la sospecha insitente de que si lo necesitara para avanzar su agenda no tendria ningun reparo en intercalar alguno que otro pequeñito (very itsy-bitsy, se entiende) trocito de ficcion en su relato.

Milena dijo...

Lupita, efectivamente, no visito las cafeterias de las universidades americanas en las que he estado, pues las estancias de investigacion requieren mucho trabajo en bibliotecas y archivos. Los starbucks y etceteras los dejo para otras ocasiones.

Por cierto, la cafeteria del Colegio de Mexico es bastante mala.

Y pa que lo sepas, la Universidad Nacional Autonoma de Mexico esta en el ranking 55 de las mejores 200universidades del mundo, por encima de muchas del yuma.

Aproposito Lupe, cuando visitas TV Azteca, de paso a six Flags, no has tenido la curiosidad de entrar en El Colegio de Mexico? "Se aprecia que nunca visitaste ni la cafeteria"

editor dijo...

El Diavolo no es intelectual y por lo tanto no conoce el rigor academico que requiere publicar con una editorial universitaria como hace de la Cova. En cambio, Rojas ha publicado con Salvat, donde todos tienen que pagar por adelantado y te publican cualquier cosa. Luego te entregan los libros y tu mismo sales a distribuirlos y regalarlos.

Lupita dijo...

Milena, no te las des de investigadora workalcoholic que un título del Colegio de México no es obstáculo para ser mal comunicador. La diferencia entre De la Cova y Rojas no es por la universidad en que hicieron el doctorado, sino por la mano que tienen en el uso del conocimiento en la comunicación de masas. El auditorio de Rojas son gente como tú, que no van ni a las cafeterías, mientras que el auditorio del Herald, adonde pretende introducirse Rojas, es de gente que le gusta vacilar un poco, pero que no los tupan.

Nadiezha dijo...

Caballero, si el Colegio de México está entre las primeras 50 universidades del mundo (¿no sería por la calidad de los tacos en la cafetería?), entonces debemos pensar que el jurado es el de la revista Time, es decir: la misma gente que considera que Raúl Castro y Yoani Sánchez están entre las 100 personalidades más influyentes del mundo

Diavolo dijo...

Ja. Esto se ha convertido en un pissing (equipment?) contest. Algo asi como: mi Universidad es mas larga que la tuya... no que la mia es mas larga...que no...bueno no sera tan larga pero se manda unos taquitos rancheros del cara...

Covista, digo editor, digo submecani, digo.. joder, ya no se ni con quien estoy discutiendo... ojala tengas razon sobre el rigor academico de las editoriales. Y vamos a no entrar en polemica sobre si Slavat la tiene mas larga que Houghton-Mifflin, OK.

maestro dijo...

Si la UNAM es tan excelente como los izquierdistas alegan, ¿Por qué los presidentes mexicanos Carlos Salinas de Gortari y Miguel de la Madrid se fueron a terminar su carreras a Harvard después de estudiar en la UNAM?

Milena dijo...

Guadalupe,
Aqui nadie se las esta dando de investigadora adicta. Tu me asumiste de esa forma solo por la forma de aprovechar mi tiempo.

Pa que se enteren: no es lo mismo la Universidad Nacional autonoma de Mexico, que el Colegio de Mexico. La primera esta en el lugar 55 y el Colmex no figura en la lista porque no es una universidad en el sentido riguroso del termino.

Y el ranking ese no lo hicieron los mismos del Times, tenganlo por seguro. Esa posicion no se la dieron los izquierdistas, como asegura el maestro.

y su conocimiento sobre la obra de rojas es bastante parcial, pues el no solo tiene obra publicada en Universal , sino en Colibri, Fondo de Cultura Economica, Anagrama, Planeta, Oceano, entre otras.

Googleen gueyas

editor dijo...

Ninguna de esas editoriales son universitarias. En EE.UU. se espera que todo profesor publique con una editorial universitaria, que son exigentes respecto a rigor y originalidad. Un editor, dos lectores expertos en el tema, y la junta de la editorial universitaria tienen que aprobrar el manuscrito antes de publicarlo. Tampoco cobran nada por imprimir y promocionar el libro, en contraste a las otras editoriales mencionadas.

Rojista dijo...

Pero mira que ustedes hablan sin saber. Rojas ha publicado en editoriales universitarias de El Colegio de México, la colección Taurus/CIDE, ha publicado también en varias revistas académicas de Estados Unidos, en varios libros colectivos publicados en University of Notre Dame, Suny, Lexington Books y su último libro en Palgrave. Ha sido profesor visitante en Columbia y Princeton y acaba de ganar una beca Tinker en Austin. Ustedes, o tendré que decir el miqui enamorado de Rojas, que se las dan de "rigurosos", no investigan antes de hablar. Con tal de descalificar a alguien cualquier cosa vale. Pero en este caso han metido tanto la pata que no saben como sacarla.

Diavolo dijo...

Bueno, y de donde recibio de la Cova su PhD. Indiana U. no es precisamente el ombligo del mundo.

Ademas, que editorial -- universitaria o no -- seria capaz de validar los arcanos hechos que describe un historiador como de la Cova?

Esta claro que Rojas es un pensador, un hombre que busca identificar las corrientes bajo la superficie de los hechos, mientras que de la Cova es un historiador tipo "meat and potatoes" con quizas exhaustiva documentacion de detalles pero poco capacidad para hallar y descifrar los hilos que mueven al muñeco.

Disculpas por el mejunje de metaforas.

Anti-Christ dijo...

Diavolo, asere, si alguien es capaz de descifrar los hilos que mueven al muñeco, ¿por qué no lo hacen bailar? Estás pensando como Lenin: las profundas corrientes por debajo de la superficie. No es así, asere, la profundidad es el ardid de la gente para ir tirando como todo hijo de vecino. Lo que me asombra es que si Rojas cala tan hondo, quede tan llano en eso de la guerrita inventada.

Diavolo dijo...

Oye, Anticristo, estas a medio paso de acusarme de creer en esa bazofia Marxiano-Hegeliana que es la dialectica materialista (o de la otra). Y ahi si que me fajo.

No estoy hablando de corrientes historicas desas que (segun los susodichos) vienen andando desde la creacion del universo con tesis y antitesis y bla bla bla. Ja, que risa.

Pero por supuesto que los hechos (los que tratamos aqui) no ocurren espontaneamente ni ocurren en el vacio. Tienen causas no siempre evidentes y tienen lugar en medio de un contexto que les da forma y significado. Un buen historiador identifica todo eso y nos lo ofrece ya premasticado para que lo entendamos mejor.

Ahora, hablando de bazofia, das un hint de otra (que viene del otro costado, el derecho) cuando sugieres que todo se explica entendiendo el "ardid de la gente" viviendo su vida cotidiana.

Por favor. El todo es MUCHO, pero MUCHO, mas que la suma de las partes. Tiene su propia dinamica y obedece sus propias leyes. Ejemplo vernacular: una enorme escuela de peces.

Te aseguro que estudiando a tu vecina llevando y trayendo a los chamacos en el SUV no vas a aprender mucho del acontecer, a pesar de lo que te sugieren algunos como Adam Smith et alia.

Mi punto de mas arriba es que Rojas es de los que trata de descifrar el codigo de los hechos -- independientemente de si ha tenido o no exito en este caso --, mientras que de la Cova no lo es.

Anónimo dijo...

Si Rojas hace eso, Diavolo, pues que se vaya a Hollywood a filmar la segunda parte del C'odigo Da Vinci