mayo 19, 2008

Tembleque


Las más recientes declaraciones de Lincoln Diaz-Balart me dan mala espina. Y no es que no lleven razón. Al contrario, como dice el congresista, los privilegios que gozamos los cubanos en Estados Unidos, como la Ley de Ajuste Cubano, implican también responsabilidades. Entre ellas las de que todo asilado, la mayoría de los que arriban a Miami, no regrese a la Isla mientras se mantenga el régimen que lo llevó a pedir ese estatus. Pero el tono de sus palabras parecen anunciar un cambio. "Voy a continuar luchando por ella [la ley], pero va a ser muy difícil mantenerla si el pueblo de Estados Unidos y sus representantes en el Congreso toman conciencia de este contrabando'', declaró el representante federal en una conversación con editores y reporteros de El Nuevo Herald. Y ese momento no creo que tarde mucho. Porque los cubanos de Miami no están dispuestos a seguir esperando la anunciada caída del castrismo o la eliminación de los tres años para visitar a sus familiares en la Isla. Continuarán pagando para traerlos a medida que el castrismo se vaya desmontando como ha empezado a suceder. Imagino sus buenas intenciones. Pero no es un problema de una toma de conciencia entre los exiliados. Ni siquiera de la cifra de muertos por el tráfico humano. Ya hay los suficientes como para que nadie más se atreva. Se trata “de la sangre”, como diría el Moro, aquel pintoresco amigo que vivía por Infanta y Marqués González, cuando hablaba de la lealtad a sus familiares y amigos. Y con esa no se juega. No tengo la certeza, pero algo me dice que la Ley de Ajuste Cubano se está tambaleando cada vez más.

Foto: Embarcación abandona por seis balseros cubanos en septiembre del 2007 en Cancún © AP

6 comentarios:

PolO dijo...

A joderse, papalote !!!

Septimo Heroe dijo...

La realidad es que, seamos de izquierda, centroderecha o extremaperezrourista, la ley de ajuste no da mas. Y la logica es esta:
1- Todos los que aceptan ajustar su estatus en EEUU bajo esta ley son refugiados politicos, o se asumen como tales. La ley no es otra cosa que el otorgamiento automatico del asilo politico, sin necesidad de presentarlo y discutirlo en cortes ante la evidencia de un regimen represivo.
2- Los asilados politicos de otras nacionalidades NO PUEDEN ir al pais del que huyen aunque se les este muriendo mamita o papito, la excepcion humanitaria es solo para los cubanos.
3- Los 20,000 que vienen con visas waiver por el acuerdo de 1995, son tambien personas que ajustan como refugiados politicos.
Asi que el cuento de perseguidos no aguanta mas ante los norteamericanos, que no entienden como los "perseguidos" cubanos si pueden regresar, una vez al ano o cada tres anos, y ellos, los de Wyoming y Dakota, nunca.
Si a eso le sumas que se enteran de que la ley esta sirviendo para estimular actividades de contrabando y para traer gente para cosechar marihuana, yo les voy a hacer un cuento de lo que le queda a la ley en pie.

Anónimo dijo...

Elemental Watson.......

Anónimo dijo...

Septimo heroe lo que pasa es que si fuera como dices: que automaticamente se le consediera a todos los cubanos asilo politico (cosa falsa) y los asilados politicos no pueden ir a visitar su pais (cosa cierta), tambien entonces todos los cubanos "asilados politicos" pudieran reclamar automaticamente a toda su familia como puede hacer cualquiera que se le conceda asilo politico en cualquier pais.

xorxe dijo...

Tienes toda la rason ,ese cuento de refugiado politico bastante bueno han siddo los yumas que solamente poner 3 anos por ir a cuba,deberian poner 10 anos para que tu veas como disminuye toda eso de ir venir.Da pena llegan aqui
y empiezan a criticar,que rapido se les olvidan que en cuba los llevavan a pata de balon,y andaban marchando o tomando alcohol con los canzonsillos rotos,aqui aunque sea tienen aire acondicionado y compran en wallmart malo o bueno pero lo tienen.

xorxe dijo...

Tienes toda la rason ,ese cuento de refugiado politico bastante bueno han siddo los yumas que solamente poner 3 anos por ir a cuba,deberian poner 10 anos para que tu veas como disminuye toda eso de ir venir.Da pena llegan aqui
y empiezan a criticar,que rapido se les olvidan que en cuba los llevavan a pata de balon,y andaban marchando o tomando alcohol con los canzonsillos rotos,aqui aunque sea tienen aire acondicionado y compran en wallmart malo o bueno pero lo tienen.