octubre 25, 2007

"Usted es mi papá" (Update)

Así empezó su intervención el estudiante de cuarto año Alexis Triana frente a Fidel Castro, con quien se reunían, el 26 de octubre de 1987, los alumnos y profesores de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Habana. También estaba el posteriormente defenestrado Carlos Aldana en aquella sala del Palacio de la Revolución.
El encuentro había sido solicitado en más de una ocasión por los estudiantes y docentes, a partir de todo el hervidero de ideas que la perestroika gorbachoviana había generado en Cuba.
Muchos de los que asistimos pensábamos, ingenuamente, en respuestas a lo que la “glasnot soviética” sacaba a la luz y nosotros leíamos ávidamente en las después censuradas publicaciones “Novedades de Moscú” y “Sputnik”. Queríamos saber por qué estábamos redescubriendo en aquellos escritos lo que pasaba en Cuba. Sin embargo, aquel encuentro terminó con un “solo de boca” de Castro, desmintiendo y justificando todo lo que de forma sincera habían expresado abiertamente los estudiantes, teniendo en cuenta el lugar de reunión, el contexto nacional y mundial, y la tensión por los cuestionamientos de los asistentes al gobierno.

¿Dónde están hoy algunos de los principales protagonistas de aquel día?











Alexis Triana: No sabemos si dijo aquello porque lo sentía, o porque trató de calmar el ambiente o, sencillamente, porque fue su manera oportunista de abrir el diálogo. Intentó explicar su idea de las manifestaciones del culto a la personalidad de Castro dentro de Cuba, pero el “Monólogo en Jefe” no lo dejó. Fue el último que habló antes de la perorata de aquel, que puso fin al encuentro en la madrugada.
Triana vive y trabaja en Holguín, a donde fue a cumplir el servicio social por solicitud propia, según los profesores que estuvieron en la reunión de ubicación laboral. Es el Director Provincial de Cultura y fue directivo de la Asociación Hermanos Saíz.

Iván El Terrible: Su intervención giró también sobre el culto a la personalidad de Castro. Trató de ejemplificar con algo que dijo haber leído en la prensa cubana: que Castro había regalado un central azucarero a un país latinoamericano. Esto generó una especie de controversia y una incisiva sesión interrogadora de Castro sobre lo que él estaba diciendo. El dictador mandó a buscar la publicación y la mostró satisfecho: “Dona Cuba un central azucarero…” Iván no pudo hablar más. No sabemos por dónde anda, pero ojalá que le vaya bien, porque era una gran persona.

Jorge Fernández Era: Era un tipo mordaz y talentoso. Habló de los planes de construcción que nunca acababan y de la locura castrista del médico de la familia. Nunca terminó la carrera; al menos con nosotros. Formó parte del grupo humorístico Nos Y Otros. Creemos que sigue en Cuba, pero no sabemos
qué está haciendo. Aquí lo pueden ver en una presentación de Nos Y Otros en el 96. Es el primero que sale en la obra.

¿Dónde están algunos de los principales protagonistas del día después?

Al día siguiente del encuentro, el ala radical de la juventud comunista y de la FEU promovieron todo un movimiento contra las expresiones “diversionistas” y cuestionamientos a Castro y su sistema. A la cabeza estuvieron:

Lidia Señarís: Como secretaria general de la UJC fue propulsora de la cortadera de cabezas y de las reuniones de análisis en todas las aulas. Era una de las “comecandelas” de la Facultad. Luego de graduarse trabajó en Prensa Latina. Fue a España…y se quedó. Así es la vida.












Rosa Miriam Elizalde: Otra “comecandela”, compañera inseparable de Señarís en el movimiento de “reafirmación revolucionaria”. Llegó a ser subdirectora de Juventud Rebelde. Su carrera ha sido meteórica por los entresijos del poder cubano: hoy es la periodista del Consejo de Estado, co-autora con Luis Báez de libros como “Los disidentes” y “Chávez nuestro”. Se casó con José Pertierra, el abogado americano que representa al gobierno chavista.

Rolando Segura: Este incipiente “talibán rojo” pidió también sangre en aquel momento de verdaderas confusiones. Era dirigente de la juventud, se graduó e inició la carrera de reportero de la televisión cubana. Hoy es diputado a la Asamblea Nacional, corresponsal de Telesur en Cuba y de la Mesa Redonda, profesor de la Facultad de Comunicación Social, y viajante continuo a México a impartir cursos. El oportunismo lleva su nombre, para no hablar de otras cosas más cercanas al perfil ocupacional de Mariela Castro.

¿Cómo terminó esta historia?
Sencillo: lo que había comenzado como un proyecto para recabar respuestas a las inquietudes de los estudiantes sobre lo que pasaba en la sociedad cubana y en el entonces bloque comunista europeo, finalizó con más dudas que nunca, gracias a las "Mesas Redondas Instructivas" que cual "Brindis por el Sonso", impartió Aldana a cada uno de los cursos de la Facultad.
Uno de los participantes en ese encuentro, el entonces profesor Wilfredo Cancio, también revivió ese hecho.

21 comentarios:

garrincha dijo...

holy shit!
esto debían haberlo guardado para halloween, amiguetes!

analista dijo...

yo no se si holy shit or cuban shit.

El oportunista es oportunista. Parece una verdad de Perogrullo, pero es una sentencia lógica.

Ernesto dijo...

Te faltan muchos de los oradores de aquel día...
La verdad, no todos tienen historial tétrico... creo ya, vaya, es un decir...
Recuerdo a una valiente ana Laura Bode, por ejemplo... Where's she just now?

Los Miquis de Miami dijo...

ernesto, tienes razón, nos faltan muchos que no recordamos. Hace 20 años y es muy difícil recordarlo todo. Pero ojalá todos los que recuerden ese día, nos envíen sus testimonios. Ana Laura Bode, talentosa, muy inteligente, bella mujer, gran persona, que no terminó la carrera, pero que no le hacía falta. Era demasiado buena para esa facultad. No sabemos donde está. Cursaba el 2do año cuando esa reunión.

Alexis Castañeda dijo...

El protagonista más relevante fue Triana, quien interrumpió a Castro con algo así como «!Déjeme hablar»!, cosa que no ha hecho nadie más, salvo ese chama rubio y pesao que le dicen el Principito y cantaba en las tribunas abiertas. Desde su oscura oficina en Holguín Triana le tiró con el rayo a Cancio cuando Corral dio la puñalada trapera en septiembre pasado. Hay una revista de Miami que tiene toda la historia (de Triana contra Cancio). Ná, que el tipo se reivindicó a costa de mentiras contra otro.

Los Miquis de Miami dijo...

alexis, tienes razón, se nos olvidó esa anécdota de alexis. es verdad que le dijo a castro que lo dejara hablar. ojalá se nos unan más para recordar otras cosas.

Anónimo dijo...

Creo que alguien, no sé si Triana o Ana Laura, le dijo a Fidel: "Porque a mí me molesta ver su imagen en todas partes". Y creo que antes de coger el micro y no soltarlo, el Comandante hizo un amago de irse... "No sé para qué vine yo aquí", o algo así dijo.

Anónimo dijo...

Se nos olvida que Salvador Blanco(animador de para bailar)le dijo a Castro en una ocasion "Oiga,yo soy tan famoso como usted" esto por supuesto le costo caro al pobre Salvador.Inclusive se comenta que se le prohibia asistir al estadio del cerro cuando fidel se encontraba en este,pues logicamente la fanaticada se volvian locos cuando veian a nuestro querido Salva.Gracias a Dios se encuentra con nosotros en Miami.

Anónimo dijo...

ANA LAURA DIJO LO QUE DIJO PORQUE ELLA ERA UNA DE LAS COMPAñERITAS QUE COLABORABAN CON LOS COMPAñEROS QUE ATENDIAN A LOS ESTUDIANTES DE PERIODISMO... LAS COSAS SE SABEN... TARDE PERO SE SABEN...

Anónimo dijo...

y esta sacadera de trapos sucios? se nota que estudiaron en la facultad de periodismo de la habana!

Anónimo dijo...

Muy buen comentario este y el de Cancio, algun dia salira a la luz toda esa historia tenebrosa que hemos vivido. Gracias

Anónimo dijo...

No mencionaron tres intervenciones muy valiosas:
las de Eduardo del Llano del grupo Nos y otros
la de Ramón Fernadez Larrea , que ahora esta en Miami.
La de Alexis Nuñez Oliva que ahora esta en México.
Segun recuerdo y me contaron, aquello Fidel lo sintió como una "emboscada", que propició Aldana.
Me acuerdo que en el programa de TV de Alexis Nuñez Oliva pusieron dos veces el fragmento donde Fidel wn aquwella reunión,"reconocía" que la crítica era necesaria e importante. DE más está decir que al cabo del tiempo el programa de TV de Alexís desapareció.
También después desapareció el programa de radio de Ramón Fernández Larrea.
Esa reunión de los jóvenes universitarios e intelectuales con Fidel quedará para la historia, como el último encuentro "cara a cara" permitido por Fidel, donde se le dijeron verdades a la cara (quizás muy influidos los jovenes por la perestrioka).
Más nunca en la vida algo parecido ocurrió en el "proceso revolucionario".
Es una muestra de que los "lideres" no tienen verdadera comunicacion con las masas y que le temen a los jóvenes.
La prueba de esto es lo que se cuenta de las "limpiezas" que se hicieron por las facultades.
Por último, quiero recordar también , años después, la valentía de la estudiante de Periodismo Jamila Castillo (hoy residente en España) quien realizó un documental donde analizaba las deficiencias de la prensa cubana. Dicho documental, mostraba , a modo de metáfora, a una tortuga que pretendia subir una escalera, y ponia en solfa unas declaraciones de Soledad Cruz, quien fuera después embajadora de Cuba en la UNESCO. El documental se exhibio en el cine La Rampa, en una de las Muestras de Cine Joven, que organizaba la UJC y cuyo director era en aquel momento Jorge Luis Sánchez , que con posterioridad fue destituido en una reunión en Santa Clara.
Hasta la proyección fueron miembros de la Blas Roca Calderío y dijeron textualmente: "Tu documental es una mierda". Jamila no perdio la compostura, y en su defensa salió el realizador cubano Santiago Alvarez, allí presente.

Anónimo dijo...

Gracias por el post y los comentarios. Sugiero que continuen la historia. Deberian profundizar mas en lo que ocurrio alli y en las cosas que se dijeron. Ya alguien ha mencionado que el Filo, Nunez Oliva y Ramon dijeron cosas interesantes, pero no sabemos exactamente que dijeron.

Hace 20 anos no todo el mundo se entero de esa reunion, asi que creo vale la pena profundizar en lo que paso alli.

Anónimo dijo...

Tengo tres hijos, vivo en francia junto a un hombre y a un bosque hermosos - y sin lobos.

Ana Laura.

Anónimo dijo...

Vamos a ver : por qué demonios alguien se empeña en acusarme - o felicitarme, nunca se sabe - de no sé qué COMPAÑERISMO con mayusculas ? Por si todavia le interesa : nunca fui agente secreto. Mis aires de Mata Hari eran solo para seducir - y abandonar.
Claro que yo también recuerdo casi casi que con cariño aquella reunion en la que dejé mi "virginidad ideologica". Wilfredo Cancio resume muy bien en su articulo como me senti y qué paso después. No tengo nada que agregar. No recuerdo qué dije, ni qué se dijo; pero conservo de esa larga noche una imperturbable tristeza.

Ana Laura.

Anónimo dijo...

se acuerdan de Fabiola Lopez otra talibana chivatiente emula de mariela torta castro, no estaba ella en esa reunion?, ella es del mismo ano de Rolando Chernicola Segura?

Anónimo dijo...

Qué verguenza que esta conversacion se termine en semejante tono !
Como imaginar un futuro de reconciliacion, de reconstruccion nacional - en sentido figurado y literal - si no somos capaces del mas elemental respeto por quien nos lee ? Es verdaderamente necesario el insulto y la vulgaridad cuando de lo que se trata aqui es de un deber de memoria ?

Hoy lei que el blog cierra. Muchas gracias por todo a los Miquis.
Y un fuerte abrazo.

Ana

Yanitzia Canetti dijo...

Creo que nadie como Cancio ha resumido mejor este hecho, pero seguro que nos quedaremos todos con las ganas de decir más porque se nos atoraron unas cuantas ideas ese día y fue poco lo mucho que se dijo.
Estuve presente, calladita por razones que todavía quiero callar, pero tomé nota de todo en taquigrafía, porque sospechaba de la trascendencia de lo que viviríamos ese día y porque nos prohibieron grabar o tomar fotos. He transcrito todas las notas, casi totales y textuales, y tal vez algún día me anime a publicarlas tal y como ocurrieron, tratando de no dar mis impresiones, que cada quien concluya o recuerde lo suyo como lo vivió o como lo quiera recordar. Me ha quedado, como a Ana Laura, una extraña tristeza de todo aquello.

Lidia Señarís dijo...

Qué lamentable y poco ético que los miquis de Miami se escondan tras un seudónimo colectivo para lanzar alegres y lapidarias acusaciones al ciberespacio. Yo ni siquiera había leído esto y resulta que lleva más de un año en internet. Un amigo que lo vio tardíamente me llamó indignado desde Canadá a contármelo.

Soy Lidia Señarís y jamás fui secretaria de la juventud de la facultad, eso para empezar, fui la presidenta de la FEU, que era una organización bastante diferente, y no promoví ninguna cortadera de cabeza, todo lo contrario, fui la primera en intervenir en esa reunión famosa, para decir que íbamos allí a dar nuestra visión y nuestra opinión porque sentíamos que teníamos ese derecho y lo hacíamos "con la fuerza y la exuberancia de la juventud", frase que Aldana me criticó mucho, por cierto. Después de esa reunión me sancionaron, con el pretexto de una exposición de Artes Plásticas que habíamos montado en la facultad. Los estudiantes que estaban siendo cuestionados luego de la reunión saben perfectamente que los defendí. Y profesores de aquella época, entre ellos mi amigo Cancio, también lo saben bien.

La mayor ofensa, aunque también me ha provocado un ataque de risa, es que digan que Rosa Miriam Elizalde era compañera inseparable mía, cuando todo mi grupo de la facultad sabe perfectamente que me hizo la guerra (sutil y a lo descarado) durante toda la carrera y que tuvimos sonadas discusiones y problemas, que se hicieron más notorios cdo ya recién graduados, y ya en el famoso Plan Turquino me negué, por muchas razones que no vienen al caso, a subir al Pico Turquino en una reunión en el Cté Central.

Volviendo a aquella reunión de la facultad, los que estaban en el Consejo de la FEU de la facultad saben que justo durante esa época protagonizamos otros pequeños actos de rebeldía, como negarnos a declarnos "módulo cultural", y otras cosas, en las cuales siempre estuve al frente, sin echarme para atrás y sin joderle la vida a nadie. Es curioso que digan que trabajé en Prensa Latina, y olviden decir que mucho antes de eso, recién graduada, me mandaron para Guantánamo, y no a la ciudad, sino a las montañas.

Comecandela, sí, por supuesto, en el sentido de que hubo un tiempo en que creí ingenua y sinceramente, y como a muchas otras personas, me costó lo mío quitarme la venda. ¿Quién tira la primera piedra?

Un último detalle: Vine a España a un viaje personal, costeado íntegramente por mi familia, pues mis abuelos paternos eran españoles, NO "me quedé", como dicen los miquis (es curioso cómo utilizan los términos acuñados por el pensamiento totalitario), simplemente, como cualquier ser humano, y al igual que ustedes, Miquis de Miami, ejercí mi derecho a buscar un lugar habitable en la geografía del mundo, sin hacerle por eso daño a nadie.

Este odio y esta cacería de brujas retrospectiva, basada en tendenciosas afirmaciones, me recuerdan lo peor de la "Robolución".

Mi conciencia está tranquila y eso no lo van a cambiar unos inquisidores que ni siquiera dan la cara. Ah, por cierto, gracias por publicitar con ese link mi premio de poesía en España.

Por suerte, me gano la vida honradamente editando libros de temas tecnológicos, científicos e industriales que no tienen que ver con políticas pasadas ni presentes.

Un saludo, Lidia Señarís

Anónimo dijo...

Ese encuentro fue una rotunda victoria de los estudiantes y de la facultad de periodismo porque la sana motivacion de hacer "cambios constructivos" en la "prensa revolucionaria", inspirados por la perestroika, permitio una valentia y elocuencia critica inusitadas en Cuba que encolerizo a Fidel Castro, impacto a la nomenclatura politica y desato el castigo infame a la vista de todos. Si bien quisieron "halar lenguas para cortarlas", el resultado fue por el contrario un eco, una enorme simpatia con nuestro gesto y la perdida de la ingenuidad ideologica de muchos jovenes valiosos. Soy testigo de esto.

Rene Azcuy

Anónimo dijo...

Qué aquella reunión fuera tomada por Fidel como una “emboscada” tendida por Aldana es, creo, una exageración. En primer lugar porque Fidel sabía que para Aldana él era inalcanzable, y en segundo lugar porque al “compañero” Aldana todos sabíamos que le faltaba coraje para cuestionar su propia maquinaria. Así que si de encerrona hablamos, sin duda, fue la que Aldana tendió a aquellos igenuos estudiantes que por una tarde se creyeron capaces, no ya sólo de criticar basamentos del sistema y salir indemnes, sino incluso obrar un cambio favorable en la enrarecida atmósfera ideológica del propio partido. Tuve la impresión, una vez dicho lo dicho en aquella lamentable reunión, y más después de ocurrido lo que luego sucedió, que aquellos muchachos no conocían nada del juicio de Fidel, treinta años antes, a los viejos comunistas acusados entonces de traición y encarcelados como criminales en el conocido proceso contra la Microfracción. Por otra parte, los que creyeron que en aquella bendita reunión reeditaban una nueva y extraordinaria Protesta de los 13 a la altura de 1987, también se equivocaban, porque allí nadie llamó a Fidel “asno con garras” o cosa por el estilo (menos mal, o la sangre entonces sí que habría llegado al río), y porque las críticas al sistema, aún reconociendo que no podían ser de otro modo, se hacían con el oportuno tacto (¿“con la Revolución todo, contra la Revolución nada”?).
Aquella reunión fue filmada de cabo a rabo; ignoro si con cámaras ocultas o a la vista de todos; el caso es que por ese entonces, algunos trabajadores del ICRT conseguimos ver fragmentos de una copia que no sé cómo ni por qué, vino a parar a la sala de ediciones de la televisión. Tampoco sé si alguien consiguió sacar una copia. El caso es que de aquella reunión supongo que todavía queda el testimonio grabado y guardado en alguna caja en los archivos del DOR del Comité Central… Y sí, la parte donde Alexis reconoce a Fidel como su papá, me hizo sentir vergüenza ajena, sobre todo con su verdadero padre, quien, por cierto, trabajaba en el ICRT y también “visionó” -era el término técnico- esa grabación.