octubre 19, 2007

Golden corral




El «proveedor de contenidos» Oscar Corral no actualiza su blog desde principios de agosto y no acudió a la cita judicial del jueves pasado para encarar cargos de contravención (delito de poca monta o misdemeanor), por haber negociado sexo oral a 50 dólares con una prostituta bajo control de un chulo. Tampoco acudirá a las demás citaciones: en su nombre lo hará el abogado Hernán Hernández, quien no solo considera que Corral saldrá «airoso» de ésta, sino también que su famoso reportaje «Conflicto de intereses en pagos a periodistas locales» (El Nuevo Herald, 8 de septiembre de 2006) obedeció a órdenes «de arriba».


Foto: Oscarl Corral (izquierda arriba) con los cuatro «informantes» (arriba) residentes en los EE.UU. que merecieron la distinción Félix Elmuza (Unión de Periodistas de Cuba) y otros cinco candidatos (abajo). © UPEC

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena la composición con estos héroes del periodismo sin principios.

Ric

Anónimo dijo...

Entre los cinco espias y estos 10 especimenes ya tenemos el panel completo , no esperen que produzcan miel, demasiados zanganos juntos...

analista dijo...

Pero la mejor careta es la de Randy. Se la ha puesto tantas veces a Nosferatu que se le ha quedado esa expresión mamalónica gutaquil.

Pindanga dijo...

Analista, ¿quisiste decir guataqueril, no? Te anotaste buen punto con eso de Nosferatu para quien tú sabes

Rodrigo dijo...

¿Y Corral qué? ¿Lo mandan por fin para Broward o se queda en Cuba? Si es que está allá, como dijeron los Miquis

analista dijo...

si disculpa, es este teclado que me tiene loco. Guataqueril.

Anónimo dijo...

Sí, por fin, ¿dónde está Corral?

Anónimo dijo...

En la SIP dijeron que estaba en Cuba, pero el tipo no contesta al teléfono y en la redacción del Herald responden: No comments.